Sin convocatoria propia, UEPC se pliega al paro de Ctera

Juan Monserrat encabezó ayer la marcha de UEPC en Córdoba, y llevará hoy a los docentes de la provincia a un paro que promete baja convocatoria, con una consigna que tiene por único interlocutor al gobierno nacional: “restitución de la paritaria nacional docente”. Líneas internas del sindicato sostienen que la adhesión sería mayor si se sostuvieran también reclamos contra la Provincia.

Por Felipe Osman

La Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) marchó ayer en la ciudad hacia la Plaza Agustín Tosco, en Bv. San Juan y Avenida Vélez Sarsfield, y coronará hoy, con su adhesión al paro nacional convocado por Ctera, una serie de movilizaciones realizadas desde lunes 14 de mayo en el interior provincial, que tienen por punto de llegada la “2ª Marcha Nacional Docente”, en Buenos Aires.
La bandera tras la cual Ctera convocó a los gremios provinciales es la restitución de la paritaria nacional docente, derogada por el Ejecutivo nacional a principios de este año, mediante el decreto 52/2018. Esta instancia de negociación establecía un “piso”, una referencia mínima en base a la cual los sindicatos de cada provincia negociaban con las autoridades locales sus acuerdos paritarios cada año.
Quienes reclaman subrayan, además, que la derogación de la paritaria nacional implica también anular la instancia de negociación en que se discutía el aumento del Fondo de Incentivo Docente (Fonid).
Fuera de este reclamo, que tiene por único interlocutor al Gobierno nacional, la UEPC no ha hecho propios otros que si sostienen agrupaciones ajenas a la oficialista lista Celeste, que llevara a Juan Monserrat a la conducción del gremio, y que se dirigen contra el Gobierno de la Provincia.
Delegados de estas agrupaciones pronostican una baja adhesión al paro de hoy, menor al 30 por ciento, y apuntan que esto se debe, en parte, a que Monserrat no convoque a la movilización apuntando también en contra de algunas medidas de la administración provincial.
Entre éstas, entienden que el secretario general de la UEPC debería rechazar frontalmente el “82 del 82” establecido por la ley 10.333, que dispuso que las jubilaciones se calcularían con una alícuota del 82 por ciento a aplicarse sobre la base a las remuneraciones netas, en lugar de los salarios brutos.
Por otro lado, delegados de la lista Pluricolor desconfían del Índice de Precios al Consumidor (IPC) realizado por la Provincia, por entender que para su elaboración no se tiene en cuenta el precio de productos y servicios que integran necesidades propias de los docentes, como la variación de los alquileres o el aumento del combustible.
Sin embargo, el elemento más determinante a la hora de tirar abajo la adhesión de los docentes al paro es, sin lugar a dudas, la decisión de la Provincia de mantener a rajatabla una de las máximas de la gestión Schiaretti: “día no trabajado, día no cobrado”.
El descuento de los días de paro es el elemento de presión más eficaz con el que cuenta la administración para disuadir el acatamiento a las medidas de fuerza dispuestas por UEPC, y más aún cuando estas no sostienen reclamos locales propios, sino que se fundan, en gran medida, en un actuar corporativo, en un mero tributo a su entidad de segundo grado.

Previa
El paro y la marcha de hoy estuvieron precedidos por una serie de movilizaciones que la UEPC realizó en distintas localidades del interior provincial durante los últimos días.
El lunes de la semana pasada, la conducción del gremio organizó una movilización en Río Cuarto; el martes, en Villa Dolores; el miércoles, en Deán Funes; y el jueves, en Villa María. Ayer, en la antesala de la movilización de hoy en Buenos Aires, el gremio marcho en Córdoba.