PJ Federal suspende cumbre a la espera de gobernadores

El peronismo suspendió la tercera parada de su gira nacional. Estaba prevista para el próximo fin de semana en la provincia de Mendoza. La incipiente negociación entre los mandatarios provinciales y el gobierno nacional fue la causa principal.

Por Salvador Santos

pjLa aprobación de su proyecto sobre tarifas fue festejada como una victoria política en el peronismo federal. Sus principales armadores pretenden administrarla racionalmente para que no se convierta en un boomerang.
El bloque de Argentina Federal, que responde a los gobernadores del justicialismo, consiguió materializar varios objetivos. En primer lugar, reunió a toda la oposición detrás de una iniciativa propia, cuestión no menor si se considera que, hasta hace un tiempo, era sindicado como socio del oficialismo por los sectores afines al kirchnerismo.
Además, logró afianzar la coalición legislativa con el Frente Renovador en la Cámara de Diputados. El ensamble no es menor ya que les permite disputar el primer lugar en el podio opositor con el Frente para la Victoria además de crecer en volumen político a nivel nacional.
Estas metas fueron bosquejadas en los encuentros que organizó el bloque de senadores del PJ Federal encabezado por el rionegrino Miguel Ángel Pichetto y el cordobés Carlos Caserio. En las reuniones llevadas a cabo en Gualeguaychú y Córdoba, los dirigentes acordaron construir un espacio que aparezca como competitivo en las elecciones presidenciales de 2019.
Sin embargo, los operadores del peronismo federal registran algunas acechanzas y trabajan para evitarlas o minimizarlas. El camino al próximo turno es largo y quieren dosificar la energía política.
El principal temor del PJ de los gobernadores es quedar asociados al kirchnerismo. Paradójicamente, los votos K fueron claves para la aprobación del proyecto de tarifas, pero nadie olvida que la foto de Sergio Massa junto a Axel Kiccillof en oportunidad de la aprobación del proyecto de modificación del impuesto a las ganancias resultó un ancla en su imagen.
Además, la puesta en escena de los diputados del FPV en la sesión del miércoles pasado hace necesaria una nueva diferenciación política de parte del bloque del PJ Federal. “Ni antes éramos lo mejor, porque no cogobernamos, ni hoy somos lo peor, porque no queremos ningún ‘club del helicóptero” sostuvo el salteño Pablo Kosiner, titular de la bancada.
En este sentido, exhibirán que los diputados peronistas federales dieron su aval legislativo a dos proyectos clave para el gobierno: Defensa de la Competencia y Financiamiento Productivo. La intención es mantener el lugar de “oposición racional” en contraposición con los leales a la ex presidenta. “Hicimos todo para que este Gobierno tenga las herramientas necesarias para que puedan hacer el cambio que prometieron, y esperamos que cumplan”, agregó Kosiner durante la sesión del miércoles.
En este fino desfiladero, los dirigentes del PJ Federal decidieron tomar una medida preventiva. Mediante un comunicado, anunciaron la suspensión del tercer encuentro de su sector que iba a tener lugar el próximo fin de semana en la provincia de Mendoza.
En principio, preveían que a esta reunión acudiera la plana mayor de las bancadas legislativas del peronismo. Además, iban a disertar los miembros del equipo económico del peronismo.
“Como consecuencia de las responsabilidades políticas e institucionales que están al tope de la agenda pública en este momento, los diputados y senadores peronistas referentes de los encuentros de Gualeguaychú y Córdoba coincidieron en la necesidad de posponer para más adelante el viaje a Mendoza” afirmaron en un comunicado.
En realidad, los estrategas del sector consideran que no es momento para mostrarse en reuniones con tufillo electoralista. Si bien se regodean con la baja de la popularidad del gobierno de Cambiemos, notan que el descontento impacta también en la oposición.
Además, la convocatoria de Mauricio Macri a los gobernadores peronistas puede ser el inicio de una negociación. Los legisladores del PJ Federal no quieren dar un paso en falso antes de conocer los términos de las conversaciones.
En definitiva, el rearmado de un espacio justicialista no kirchnerista reanudará sus encuentros luego del Mundial. En el último tramo del año definirán, entre otras cosas, las caras que los van a representar en el 2019.