Polémico intento de remoción

El periodista no podía creer lo que veían sus ojos. El asesor radical estaba en el tradicional bar, lleno de papeles, Carta Orgánica en la mano manteniendo una acalorada discusión con la estatua del reconocido poeta.

Periodista: ¿Cómo le va? Lo veo muy nervioso

Asesor Radical: Mal, mal. ¿Vio esos expedientes que queman y nadie se quiere hacer cargo? Bueno, el Intendente hizo la de Poncio Pilato y nos mandó el caso de la remoción de la jueza (Myriam) Birn. Se lavó las manos justo cuando todavía no nos recuperamos de las críticas por el nombramiento del ex funcionario radical (Juan Pablo) Díaz Cardeilhac, justamente como juez.

P: ¿Me habla de la jueza que dicen que tenía parada más de mil causas?

A.R.:¡ La misma! El problema es que la comisión que la evaluó dice en su fallo que para remover un juez se necesitan los dos tercios de los votos del Concejo, pero la Carta Orgánica no aclara lo mismo. Es todo interpretación y Ramón Mestre nos tiró el problema a nosotros. Súmele lo del concejal Lucas Cavallo.

P: ¿Qué pasó?

A.R.: Cavallo es integrante de la comisión evaluadora por ende con su firma avaló que para removerla son dos tercios. Pero luego cuando el expediente se trató en la comisión del Concejo negó tres veces ese dictamen y planteó que la remoción es con mayoría simple.

P: ¿Y al final como sigue este culebrón?

A.R.: Lucas Balian hizo la del Papa Francisco y buscó la paz, así que para evitar un blopper resolvió que el expediente vuelva a comisión hasta tanto tengan seguridad de cuál es la cantidad de votos necesarios para remover un juez. Si usamos la mayoría simple se dejaría un antecedente complicado que permitiría que cualquier intendente saque a un juez que no le guste.

P: ¿En definitiva entonces la jueza sigue? ¿No juntan los 21?

A.R.: Así es, en ésta estamos solos. Además algunos ven la mano de Ramón Ortega (titular del Tribuna l de Faltas) detrás de esto.

P.: ¿Por?

A.R.: Porque con el caso de esta jueza son tres las mujeres a las que le inició investigación en el Juzgado.

P: Ah, entiendo. Complicado panorama. Bueno avíseme cuando tenga novedades. Yo ahora hago la de Nelson.

AR: No se me burle. ¿Cuál es la de Nelson?

P: ¡Piqué! Tengo que llegar rápido al diario.