Peronismo de salón: UPC evocó el 1º de mayo sin locro

Este año, no hubo actos multitudinarios ni locros masivos. El justicialismo cordobés recordó el Día del Trabajador sólo a través de expresiones aisladas vertidas por sus dirigentes en las redes sociales.

Por Yanina Soria
[email protected]

Actos multitudinarios con extensos discursos pronunciados en nombre de la unidad desde un escenario adornado con banderas partidarias; colectivos repletos de militancia; choripán/locro; bombos; dedos en “V”; y la marcha peronista, son sólo algunos de los íconos que el peronismo parece estar dispuesto a dejar atrás para aggiornarse a las nuevas exigencias que impone el mercado político.
Es que frente un espacio político de color estridente, con escasos actos partidarios, que se vende como el “cambio”, que pregona el “Sí, se puede” como mensaje cargado de optimismo y esperanza, y que se esfuerza por exhibir nuevas costumbres políticas, las prácticas del peronismo quedan demonizadas. Huelen a rancio.
Por eso, en la provincia donde Cambiemos arrasó en el 2015 y revalidó su título en las legislativas de 2017, el oficialismo no tuvo otra opción que tomar nota de lo acontecido y comenzar con algunos giros.
El plan político de Unión por Córdoba (UPC) para retener la Provincia el año que viene es extenso e incluye también modernizar imagen, contenido y comunicación. En la era donde todo pasa por la imagen, cambiarle el “branding” a una marca que en breve cumplirá 20 años es parte del programa reeleccionista del gobernador Juan Schiaretti.
Seguramente en ese contexto se inscriba el hecho de que, en una fecha cargada de simbolismo para el peronismo argentino como lo es el 1º de mayo, en Córdoba y por segundo año consecutivo, no haya habido ningún festejo organizado por el PJ.
Hasta hace muy poco, el Día del Trabajador era una de las fechas seguras donde se reunía a toda la dirigencia y militancia justicialista.
Locreadas multitudinarias mediante, estos actos políticos resultaban la mejor vidriera para exhibir la mentada unidad y solía mostrar en sus escenarios a los dos caciques locales juntos: Juan Schiaretti y José Manuel de Sota. Ahora, las cosas se presentan muy diferentes.
El primero, se limitó a saludar por Twitter mientras que el segundo, ni siquiera se expresó públicamente.
Si bien muchos comprenden la nueva vía por la que debe conducirse el peronismo pensando en términos electoralistas, otra porción no menor cuestiona y se queja frente a esta tendencia de “desperonización” surgida en la era pos Durán Barba.

Actos aislados
Por lo pronto, lo que se vio fueron sólo algunos actos aislados: en Capital, distintos dirigentes participaron de locreadas barriales mientras que en el interior se celebraron reuniones encabezadas por algunos intendentes UPC.
En tanto, otros dirigentes del PJ Capital como su titular Claudia Martínez, la concejala Nadia Fernández, el funcionario Juan Domingo Viola y la Defensora de los Derechos de los niños y niñas, Amelia López, fueron invitados de lujo en el mega acto organizado por el gremio de los recolectores de residuos, Surrbac (ver pág. 4)
Como contrapunto a todo ello, abundaron en las redes sociales mensajes de funcionarios y dirigentes peronistas alusivos al Día del Trabajador acompañados por videos y fotos de Juan Domingo Perón.
En esa línea se mostró el propio gobernador Schiaretti quien, a tono con el alto perfil que viene manteniendo en las redes sociales, ayer tuiteó: “Para hacer grande a nuestra patria, tenemos que reivindicar el trabajo como el principal camino para fortalecer el tejido social y la producción de nuestro pueblo. #FelízDíaDelTrabajo”.
El Gobernador, en cambio, decidió mostrarse recorriendo las obras en Feriar donde la Provincia tiene previsto inaugurar un nuevo centro de convenciones justo con el Congreso de la Lengua que tendrá lugar en Córdoba el año próximo. El lunes, había recorrido los trabajos en el cierre del anillo de Circunvalación.