Marcos Juárez: Dellarossa pone en duda su candidatura

El intendente macrista afirmó que el candidato debe ser consensuado por los miembros de la alianza. No descartó que el delfín pueda ser un funcionario de su gabinete o del Concejo Deliberante. Desde el PRO, relativizan la postura.

Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

Marcos Juarez
Pedro Dellarossa

El intendente de Marcos Juárez, Pedro Dellarossa, no habla como candidato a la reelección pese a quedar contradicho por la energía que vierte en su último año de gestión. Desconcierta al admitir que no puede descartar que la sucesión se defina dentro de su propio gabinete de gobierno. Juega al afirmar que el “elegido” para retener la ciudad que el PRO y la UCR ganaron en la prueba piloto de Cambiemos, en 2014, debe ser sometido a debate de los miembros.
Los conceptos hablan de la prudencia de un dirigente que prefiere mostrarse dedicado de lleno a su administración, pero ponen los pelos de punta a los macristas que verían de mal agrado que el amarillo se destiña en una de las principales ciudades productivas de la provincia. El convite, probablemente, seduzca más a los correligionarios. Al fin y al cabo, al hijo del histórico intendente Henry Dellarossa se le reconoce su buena relación con referentes de distintos partidos políticos, incluido el peronismo.
En diálogo con este diario, Dellarossa aseguró que tiene buenos dirigentes en sus filas, aptos para sucederlo. Da un paso más cuando inicia la lista de nombres: el secretario de Obras Públicas, Ariel Mosconi; la presidenta del Concejo Deliberante de esa ciudad y candidata a diputada en 2015, Sara Majorel; o la secretaría de Gobierno, Verónica Crescente.
Podría decirse que encuesta mata gesto interno. Pero lo cierto es que no es la primera vez que Dellarossa se muestra abierto a que el nombre que encabece la boleta sea miembro de su equipo de trabajo. El discurso lo repite con frecuencia, dicen sus allegados. Asimismo, al abrir el juego a los socios locales de Cambiemos puede sospecharse la intención de ganar voluntades para que el apoyo en la búsqueda de su reelección no tenga fisuras.
El jefe comunal admite que aún restan dos meses para definir candidaturas. Mientras ese tiempo no pase, planteará un juego de incógnitas. En el PRO Córdoba están al tanto de la estrategia y, con la certeza que no exhibe Dellarossa, juran que él será el candidato. Qué no se ilusionen radicales o juecistas de Marcos Juárez.
“Pedro irá por la reelección, pero está esperando que se despeje el escenario para anunciarlo”, aseguró un influyente dirigente del macrismo local, enterado de la travesura del intendente.
Si bien las elecciones están previstas para el 9 de septiembre próximo es una realidad que el decreto de convocatoria no está firmado. Y si Dellarossa espera ser el último dirigente de la ciudad en anunciar su pretensión reeleccionista deberá aguardar a que el peronismo y el vecinalismo definan la estrategia a desplegar.
Movimientos opositores
Por el momento, el presente de la oposición es confuso. La semana pasada se frustró una reunión de la que participarían el ministro de Gobierno de la Provincia, Carlos Massei; Fernando Trusendi y Eduardo Foresi, por Unión por Córdoba; y Eduardo Avalle y Augusto Juncos, por la Unión Vecinal. Acordaron aplazar el encuentro para esta semana. La versión que suena en la zona es que podría haber acuerdo entre las dos fuerzas. La propuesta original llevaría al médico en la cabecera de la boleta y el referente vecinalista esperaría un lugar en la boleta de legisladores provinciales de 2019.
Quienes conocen a Avalle no creen en la pausa al afirmar que el ex intendente tienen asistencia perfecta en los últimos nueve comicios municipales de la ciudad. Naturalmente, abonan la teoría que el PJ y el Vecinalismo participarán en boletas distintas.
La elección de Marcos Juárez concentrará la atención del arco político provincial no sólo por ser la única en el calendario electoral de 2018, sino porque es probable que Cambiemos y Unión por Córdoba busquen un resultado positivo antes de la hora clave: la compulsa por el Poder Ejecutivo de la Provincia.