Con nuevo marco regulatorio, buscan superar ineficiencias de Epec y cooperativas

El objetivo de la norma es que haya una única tarifa en toda la provincia y, de esa manera, quienes venden no puedan argumentar diferencias de costos. Un fondo compensador se destinará a las zonas con menos población, donde es menos rentable prestar el servicio.

Por Gabriela Origlia

epec-schiarettiEl gobernador Juan Schiaretti presentó el nuevo marco regulatorio para la electricidad que tiene como objetivo que todos los usuarios paguen la misma tarifa; ya se había adelantado hace unas semanas en plena polémica con las cooperativas que atienden el 30% del mercado cordobés y con los intendentes después de que el Ersep les marcó que no pueden cobrar tasas en la factura de Epec.
La nueva ley –que deberá sancionar la Unicameral- reemplazará a la actual, que tiene 19 años. Hoy el precio de la energía que se compra en el mercado mayorista es igual en todo el país, pero hay diferencias en el transporte.
Las cooperativas aseguran que la Provincia les carga ese ítem y, al pagarlo más caro, deben vender a más precio a sus usuarios. Para los funcionarios, con valores homogéneos quedarán claras las “ineficiencias” de estas entidades; lo que regirá una vez aprobada la ley es una tarifa de transporte de energía provincial.
El nuevo marco establece un fondo compensador que desde hace años viene siendo reclamado por el sector cooperativo; alcanza a las zonas con menos población donde es más costoso prestar el servicio.
En Mendoza, por ejemplo, ese fondo funciona hace años y es el caso que la dirigencia pedía replicar en el resto del país; allí el fondo constituido por aportes de las cooperativas más grandes, que sirven en áreas de más densidad poblacional y que ayudan a que el resto pague las mismas tarifas. En Córdoba se constituirá con recursos nacionales, fondos del sistema cooperativo y de la Provincia.
Desde la Provincia apuntan a “ineficiencias” de las cooperativas, pero el nuevo esquema también evidenciaría las de la Epec. “No se admitirán sobrecostos vinculados a la ineficiencia”, repite el Gobernador y el ministro Fabián López.
Para la empresa provincial juegan un rol fundamental en ese rubro la Bonificación Anual por Eficiencia (BAE), los altos costos salariales y un plantel que tiene márgenes para ganar productividad. Los problemas de la Epec llevan años y nunca se pudo avanzar en, por ejemplo, la modificación del convenio colectivo. Luz y Fuerza es combativo y, ante las primeras señales, se pone en pie de guerra.
Córdoba tiene capacidad para generar más energía de la que consume (con su parque trabajando a pleno) pero como salvo la central de Pilar las otras son antiguas los costos son altos y la ecuación financiera de vender al mercado mayorista y comprar, no siempre cierra.
En enero de 2016 la Nación dispuso el primer incremento superior al 140% en el precio mayorista de la energía, que se utiliza de referencia en el sector de generación; ese fue el puntapié inicial para las subas que se sucedieron. Hay que recordar que los consumidores pagan no sólo la generación sino también los servicios de transporte, de distribución y los impuestos.
“Más allá de los usuarios de la tarifa social, el resto de la población tiene un subsidio que hace que no pague el costo de generar energía eléctrica, que está en el orden del 27 o 30%. En este proceso gradual de adecuación de tarifas, nos llevamos el objetivo para los próximos dos años, 2018 y 2019, de terminar de concretarlo”, explicó hace poco el ministro Juan José Aranguren.
Según él, “la parte más importante de la readecuación tarifaria ya se hizo”, porque además de ajustar los costos de generación había que adecuar las tarifas de transporte y distribución. “Eso ya se concretó o se está concretando, en febrero, para la electricidad, y en abril, para el gas, por lo tanto, lo que viene es más sencillo de resolver y va a impactar menos en el bolsillo que lo que hicimos”.
Con todo, todavía hoy un usuario de Gran Buenos Aires –los que más incrementos registraron- sigue pagando menos que un habitante del interior. El nuevo marco cordobés lo que busca es aplanar las diferencias hacia adentro de la provincia, que también registraban brechas de hasta 50%.