Con desfile de ultras, tatianismo marca agenda K en la UNC

El kirchnerismo universitario tiene esta semana su primera contienda en busca de su identidad. De la mano de Tatián, en la agenda universitaria se marcan dos hitos importantes dentro del ultra kirchnerismo.

uncEl centenario de la Reforma Universitaria es un campo de juego ideal para que los diferentes espacios políticos pongan en la cancha sus mejores fichas en el campo de la intelectualidad. El kirchnerismo universitario juega esta semana sus primeras cartas con la presencia de dos acérrimos defensores de las presidencias de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.
Filosofía hospedó en la tarde de ayer en los pasillos de la UNC a Horacio Verbitsky¸ presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), quien recibió el “Premio José María Aricó al compromiso social y político”. Dicha distinción surge de la mano del ex decano Diego Tatián en octubre de 2012 y tiene como objetivo “distinguir a personalidades locales, nacionales o internacionales”.
El otro evento, no menos visible, se llevará a cabo hoy de la mano de Horacio González, intelectual de Carta Abierta, quien abrirá el Primer Congreso Nacional de Ciencias Sociales, primera vez que la neonata Facultad abre sus puertas a un grupo masivo de estudiantes, profesores, no docentes e investigadores para un evento externo al dictado de sus carreras.
Con la visita de estas dos “celebridades” ultra K, el ala dura del kirchnerismo universitario pone de manifiesto la identidad que quieren mostrar en la UNC, en línea con las aspiraciones del ex decano de Filosofía para los comicios rectorales del próximo año. Desde otro sector del ring, los científicos K (Ciencias Químicas y el FAMAF) se sienten incómodos, sobre todo el actual presidente del comité organizador de la Conferencia Regional de Educación Superior (CRES 2018), Francisco “Pancho” Tamarit.

Se agranda el podio K
“Distinguir personalidad locales, nacionales e internacionales”, así versa la resolución del Consejo Directivo de Filosofía del año 2012. Sin embargo, a la luz de premiaciones anteriores, la definición debería enmarcarse dentro de la constelación de personalidades kirchneristas.
Por ejemplo, esta misma condecoración la recibió Milagro Sala en el año 2016, líder de la organización paraestatal Túpac Amaru que permanece detenida en la provincia de Jujuy. A pesar de difícilmente enmarcarse dentro de los lineamientos académicos de sus carreras, el oficialismo de  Filosofía decidió  otorgarle el reconocimiento. Con estos antecedentes, Verbitsky encaja a la perfección para esta condecoración.
El acto se realizó en el Auditorio Hugo Chávez del Pabellón Venezuela, casualidad que recuerda la defensa acérrima que Verbitsky ha solido tener para con el extinto político latinoamericano. Es el primer premio que entrega el decano Juan Pablo Abratte, sucesor de Tatián, siguiendo la línea política instaurada por el filósofo.

Carta Abierta
Horacio González, referente de Carta Abierta y uno de los principales defensores de las políticas de Cristina Fernández de Kirchner dentro del intelectualismo, estará  a cargo hoy de la conferencia inicial a las 17:30 en la biblioteca de la Facultad.
El Congreso tiene múltiples debates y mesas de ponencias que abordarán las ciencias sociales en relación a la realidad contemporánea. El oficialismo de Sociales busca con este evento barnizarse con academicismo antes de la campaña electoral. Si bien la actual decana normalizadora, Silvina Cuella, no será candidata para una reelección, la remplazará María Inés Peralta, ex funcionaria scottista que pertenece al mismo espacio político.

Disputa 2019
El empeño del ala dura por identificarse con algunos de los defensores más acérrimos de la década K pone un límite claro a su capacidad de construir una alternativa superadora (en términos discursivos y electorales) a la gestión que encabeza Hugo Juri.
Si el impulso de los halcones k logra delinear el sendero del kirchnerismo en el marco de las disputas intelectuales del centenario de la Reforma Universitaria, se vislumbrará un claro beneficiario: el oficialismo. Sin embargo, los sectores “científicos” del kirchnerismo intentarán mediar para obstaculizar los deseos del ala dura.
La efeméride reformista no dejará de dar oportunidades a los diferentes protagonistas de la política universitaria para jugar en el campo de las ideas, una de sus principales aficiones.