Frizza, otra vez polémico

El diputado macrista, Gabriel Frizza, fue el protagonista de la comidilla política del fin de semana largo por el reconocimiento que realizó a la gestión del intendente de Colonia Caroya, Gustavo  Brandán. Fue en el marco del debate sobre la posibilidad de reformar la Carta Orgánica de esa ciudad del departamento Colón para habilitar un segundo mandato del referente de Unión por Córdoba.

Periodista: ¡Qué revuelo se armó!

Informante macrista: Siempre exagerado.

P.: No me va a negar que no les sorprendió el apoyo de ex intendente de Jesús María a Brandán.

I.M.: No. El diputado y el intendente siempre tuvieron buena relación.

P.: Claro.

I.M.: Frizza aclaró que Cambiemos intentará ganar en la localidad, pero aseguró que todo dirigente tiene la posibilidad de ser reelecto de manera consecutiva sólo una vez.  Recuerde que en Caroya se puede ser intendente sólo por un período y un eventual regreso está supeditado al previo cumplimiento de cuatro años de descanso.

P.: Quiso quedar bien con dios y con el diablo, en resumidas cuentas.

I.M.: Sí. Eso no quita que los dirigentes macristas y radicales que quieren suceder a Brandán no utilicen sus armas. Me dijeron que van a correr el eje de la discusión: no supeditarán el debate a las capacidades del peronista, sino que instalarán que una eventual reforma es un precedente que atenta contra la institucionalidad de la ciudad.