Arduh y el consenso: “Si no se hace acá, se hace en Buenos Aires”

El presidente del bloque de legisladores alertó de los riesgos del internismo radical

Uno de los fantasmas que inquieta a los radicales es el del dedo de Mauricio Macri eligiendo los candidatos de Cambiemos para el 2019. Razones no les faltan: después de todo, ya lo hizo en 2015 y en 2017. ¿Por qué no lo haría el año en que iría por la reelección? “Consenso” es la palabra mágica para ahuyentar los temores. El último en alertar sobre los riesgos de que todo se defina en Buenos Aires ha sido el presidente del bloque de legisladores provinciales, Orlando Arduh.
En una entrevista con el diario Resumen, de Alta Gracia, Arduh fue consultado por las recientes declaraciones del ex diputado nacional Ricardo Alfonsín, quien reclama por elecciones internas dentro de Cambiemos para elegir los candidatos de la coalición para el año que viene.
“Una cosa es lo que dice Ricardito Alfonsín y otra cosa es lo que se hizo. Que Alfonsín nos diga: ¿qué hizo la UCR en la provincia de Buenos Aires y en la Capital? Ahora nos vienen a querer dar clases los porteños o los radicales de la provincia, cuando en Córdoba, por ejemplo, nuestro partido siempre fue fuerte. Nos hablan de internas…; el radicalismo es mandado a hacer para las internas, pero éste no es el momento de eso. Si no se hace el trabajo acá, se van a poner de acuerdo en Buenos Aires”, razonó.
En Córdoba hay varios anotados para la máxima candidatura provincial: Ramón Mestre, Mario Negri y Dante Rossi, por la Unión Cívica Radical; Héctor Baldassi y Nicolás Massot, por el PRO; y Luis Juez por el Frente Cívico. Algunos de ellos tienen chances más serias que otros, pero el riesgo de una confrontación no desaparecerá hasta último momento.
Arduh observó también que “los que formamos Cambiemos no hemos tomado conciencia de lo que significa la alianza”.
“El radicalismo tiene que entender que forma parte de Cambiemos, dejarse de chiquitas y comenzar a actuar en consecuencia”, dijo.
Citando una frase de Mestre, sostuvo: “Sabemos que somos la columna vertebral de Cambiemos, pero no sólo hay que parecerlo, hay que serlo. Tenemos que lograr posicionarnos dentro de la alianza sin perder ningún tipo de identidad. El radicalismo no lo está fortaleciendo como debería, a pesar de tener dirigentes fuertes”.
Respecto del futuro de la alianza, consideró que “con las elecciones de 2017, nos dimos cuenta que la Unión Cívica Radical no llega sola. No nos tiene que agarrar un ataque de pánico sabiendo que podemos ganar. El radicalismo tiene que madurar, venimos de perder veinte años seguidos. Nos la tenemos que creer, que podemos ganar, pero lógicamente dentro de la alianza, no solos”.
Además, el legislador destacó el funcionamiento de la coalición Cambiemos como herramienta electoral. “La verdad es que yo, habiendo trabajado como jefe de campaña en las legislativas, miro los números y es muy grande la diferencia. Haber sacado en las PASO 850 mil votos y después terminar en la general con un millón de votos hace notar que no solo hay un líder importante en Cambiemos – que es el único líder-, sino que también es significativo el trabajo en conjunto cuando lo hacemos entre los cuatro partidos”, señaló.
Y agregó: “No nos dimos cuenta todavía que nosotros hemos fortalecido enormemente a Cambiemos dentro de la provincia de Córdoba. De las diez ciudades más importantes, menos San Francisco, las ganamos a todas. En Alta Gracia, por ejemplo, sacamos ocho mil votos de diferencia, algo histórico. Todos han trabajado de manera conjunta, sobre todo en el interior, y eso hizo que ganáramos dieciocho departamentos”.