Provincia ofrece diálogo (telefónico) a Mestre

Carlos Massei, ministro de Gobierno de la Provincia, aseguró que el gobernador atenderá al intendente, pero siempre que no se trate de un asunto que deba discutirse en la Mesa Provincia-Municipios. Para el resto de los asuntos, podrá comunicarse “por teléfono”.

Por Felipe Osman

El conflicto por la coparticipación de los fondos que el Consenso Fiscal aseguró a la Provincia, como compensación del los antes provistos por extinto Fondo del Conurbano Bonaerense, ha dado letra de sobra a Ramón Mestre para rivalizar con Juan Schiaretti. Y el intendente ha echado mano a placer de estos argumentos -más o menos sólidos, según a quien se pregunte- para subirse a la porfía con el mandatario provincial, y ocupar el lugar que todos los proto-candidatos de Cambiemos quieren para proyectarse hacia los comicios de 2019: la esquina contraria a la del gobernador.
Pero en el Panal la estrategia parece haber cambiado y, aunque algunas versiones indican que Mestre es un rival que no disgustaría a Schiaretti, ya no están dispuestos a seguir dando tela al jefe comunal para que continúe descargando sus dardos contra el gobernador. Las declaraciones que ayer brindó Carlos Massei a Cadena 3 van en este sentido.
Consultado por si el intendente hablaría con el gobernador, el ministro de Gobierno respondió: “Si hay una cuestión inherente a la ciudad de Córdoba por la que Mestre tenga que hablar el gobernador, puede llamarlo por teléfono y el gobernador le va a responder. No va a tener problema alguno, como nunca lo tuvo”. Dejando en claro dos cosas. La primera, que todos los asuntos que excedan los intereses de la capital provincial y aludan a los municipios en general deberán discutirse en la Mesa Provincia-Municipios, presidida por el propio Massei. La segunda, que el gobernador no recibirá en persona al intendente, al menos por ahora, si no existe un motivo puntual que así lo requiera. Mestre tendrá la comunicación, pero no la foto.
Por esta razón –explicó Massei- la audiencia que el radical solicitó al gobernador no fue concedida, porque la pidió como presidente del foro de intendentes radicales, y en tal calidad sólo debe concurrir ante la Mesa Provincia-Municipios. No obstante lo cual, Massei dijo haberse comunicado con el intendente, y explicó que el radical estará presente en la próxima reunión entre la Provincia y los municipios, el jueves de la semana próxima.
Estas declaraciones del principal operador político del Centro Cívico se condicen, además, con el cambio de rumbo que el gobernador ha impreso en su estrategia para llevar adelante el conflicto con los municipios, a partir de este lunes.
Schiaretti anunció, adelantándose a los radicales, que llevará la discusión a la Justicia, para que ella sea quien dirima el asunto, y mostró plena confianza en que la interpretación que el Poder Judicial haga de lo prescripto por el consenso fiscal se condecirá, por completo, con lo que la Provincia interpreta.
De esta forma, el mandatario provincial no sólo lograría retener recursos que necesita para continuar ejecutando el ambicioso plan de obra pública que -espera- lo lleve a un nuevo mandato al frente del Panal, también zanjaría definitivamente el asunto, dejando a Mestre sin el libreto que tan bien ha sabido explotar para encolumnar tras de sí a todo el partido, mostrándose como “el” candidato a la gobernación por Cambiemos en 2019.
Finalmente, podría también pensarse en qué sucedería si el Tribunal Superior de Justicia de la Provincia realizara una interpretación más cercana a la que hacen los intendentes radicales que a la del Panal. En tal caso, vale aclarar, las partes podrían recurrir la sentencia hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y lo fallado en esta instancia sentaría un fortísimo precedente para todas las provincias. Y la gran mayoría de ellas no coparticipa los fondos que les llegan por el consenso fiscal.
El Senado es una pieza clave en el tablero de la política nacional. Controlado en su mayoría por los gobernadores del PJ, es la llave maestra para que los principales proyectos del gobierno nacional se conviertan en ley o fracasen. Y Juan Schiaretti es, sino el líder de la Liga de Gobernadores, un hombre de importancia fundamental en este armado.
¿Fallaría entonces la Corte Suprema de Justicia de la Nación en contra de las provincias, que controlan el Senado?
Desde luego, es imposible anticipar la respuesta a esta interrogante. Pero ante la posibilidad de que esto sucediera, ¿tomaría el gobierno nacional cartas en el asunto, disciplinando a los intendentes de cambiemos, o buscando recompensarlos de alguna manera para que así desistieran de sus pretensiones ante la Justicia?

Ministerio del Interior
En relación al reclamo que los intendentes peronistas, capitaneados por el jefe comunal de Alta Gracia, Facundo Torres, realizaron al Ministerio del Interior de la Nación, la respuesta llegó desde sin demoras desde la cartera comandada por Rogelio Frigerio.
Fuentes del Ministerio del Interior rechazaron de plano las quejas de los intendentes, que señalaban que las obras realizadas por la nación no eran equitativamente repartidas entre los municipios afines al gobierno nacional y los comandados por intendentes que responden al Panal. Y señalaron que los recursos que la nación invierte en los municipios cordobeses se destinan aún en mayor medida a las localidades capitaneadas por intendentes de Unión por Córdoba que a las controladas por dirigentes de Cambiemos.