Destemplada crítica de CC-ARI a polémica reforma política del PJ

El lilismo nacional acusó a Schiaretti de buscar un “golpe institucional”.

El ala dura de Cambiemos, la Coalición Cívica ARI, arremetió ayer contra la nueva reforma política que impulsa el gobierno peronista en Córdoba. Lo curioso es que el documento lo sacó la Mesa Nacional del partido. En él, se acusa al gobernador Juan Schiaretti de buscar un “golpe institucional”.
La secretaria general de la Coalición Cívica ARI, Maricel Etchecoin, denunció ayer que “el Gobernador de Córdoba está a punto de consumar un golpe institucional, abusando de su mayoría parlamentaria, al impulsar una profunda reforma al orden político de la Provincia sin ningún consenso con el resto de las fuerzas, en su desesperación de conservar el poder”.
La reforma política que pretende el peronismo consiste en rehabilitar las dobles candidaturas, que el mismo partido había bloqueado años atrás, para que quien se presente como candidato a gobernador pueda serlo también a legislador provincial. De esta manera, se fortalecen las aspiraciones de los partidos más pequeños, a los que suelen faltarle figuras con alto conocimiento público. Pero, además, esta idea engarza con otra: el financiamiento público de las campañas electorales. Una consecuencia muy probable de todo esto es que algunos partidos o dirigentes que podrían ir aliados a Cambiemos estarían tentados de probar su propia suerte a la Gobernación, sin riesgo económico y con posibilidades de terminar como legisladores.
La polarización es un escenario que favorece a Cambiemos en la provincia de Córdoba, como se vio en las últimas elecciones de diputados nacionales, en 2017. En sentido contrario, la dispersión de fuerzas ayudaría al peronismo. Por ello, radicales y macristas han sido críticos del plan oficialista, pero nadie como ahora lo hace el lilismo.
“La Coalición Cívica ARI Nacional rechaza este inminente atropello a las instituciones democráticas y al diálogo constructivo, al tiempo que llama al Gobernador a la prudencia y mesura, la misma que ha tenido el presidente Macri y Cambiemos hacia su gestión, a pesar de pertenecer a fuerzas distintas”, destaca el documento firmado por Etchecoin.
Para los seguidores de Elisa Carrió, “ena reforma política debe contar, por definición, con el mayor grado de consenso posible”.
“Es absolutamente autoritario avanzar en un esquema de dobles candidaturas, sin PASO y sin doble vuelta, puesto que esto solo responde a los intereses de perpetuidad del partido que gobierna hace 19 años”, remata la acusación lilista.
En Córdoba, en tanto, el dirigente Gregorio Hernández Maqueda se preguntó por qué “cambiar las reglas de juego de la democracia sin consenso con las demás fuerzas políticas”. “Eso se llama golpe institucional”, insistió.