Schiaretti habilita juventud ampliada (diluye marca JP)

El gobernador bajó la directiva de reactivar el brazo juvenil del peronismo pero, esta vez, con un enfoque más abarcativo e inclusivo, “más desperonizado”, dicen. Dan lugar a “Jóvenes por Córdoba”.

Por Yanina Soria
[email protected]

El peronismo cordobés ya trabaja a todo vapor bajo el lema “Schiaretti 2019”. Aunque para la oficialización pública del plan reeleccionista que persigue el Gobernador habrá que esperar un poco, hacia adentro esa intención ya fue comunicada desde la cúpula hacia la base de la pirámide del PJ.
Desde el Panal se encargaron de dejar en claro que la continuidad de Unión por Córdoba (o la etiqueta que luego la reemplace) en el poder provincial, quedará atada a la suerte que corra el mandatario en las urnas el año próximo cuando deba medirse con la fórmula que designe el presidente Mauricio Macri por Cambiemos.
Para evitar un resultado adverso -que nadie quiere imaginar dentro del peronismo-, el schiarettismo llamó a trabajar fuerte a sus dirigentes y militancia, y pidió no desviarse del objetivo principal.
El plan para retener la Provincia incluye varias aristas, entre ellas, nutrir al espacio político de distintas vertientes (incluso las de génesis no peronista) y bregar por la unidad del justicialismo cordobés. Pero también hay órdenes para articular con distintos sectores de la sociedad civil.
En ese sentido, el propio mandatario provincial bajó la directiva de reactivar el brazo juvenil del peronismo pero, esta vez, con un enfoque más abarcativo e inclusivo, más “desperonizado” dicen algunos. Es que frente a la lógica de un Cambiemos que busca mostrarse como un espacio alejado de las mañas de la vieja política y muy cercano al vecino común, el peronismo está obligado a aggiornarse.
La idea es retomar la línea de los jóvenes schiarettistas pero generando un espacio más amplio que no se limite solamente a dirigentes de extracción peronista sino todo lo contrario. Buscan abrir las puertas de esa liga a otros sectores de militancia joven, e incluso, intentar captar a chicos y chicas independientes.
De esta manera, la Juventud Peronista (JP) quedará algo diluida para dar paso a “Jóvenes por Córdoba”; la agrupación ampliada (con base justicialista), cuya principal articuladora hoy es la presidenta de la Agencia Córdoba Joven, Julieta Rinaldi.
El espacio que comenzará a levantar perfil este año, participó activamente ya en dos episodios: uno, acompañando a Schiaretti en el discurso inaugural del periodo ordinario de sesiones en la Legislatura en febrero pasado; y otro, el último sábado en la marcha de la Memoria, Verdad y Justicia.
Allí, los jóvenes tuvieron un rol protagónico dentro de la columna política que movilizó el peronismo cordobés, acompañando a los dirigentes, y claramente identificados con remeras y un despliegue de grandes banderas.
Jóvenes por Córdoba se armó tiempo antes del último triunfo de Schiaretti, con el ahora diputado nacional Paulo Cassinerio a la cabeza (ex titular de la Agencia Córdoba Joven) y que englobaba a todas las agrupaciones jóvenes del PJ en Córdoba.
Luego quedó algo desactivada cuando se reflotó la Juventud Peronista (JP) que, de la mano de Carlos Caserio y de la legisladora Tania Kyshakevych como secretaria de la agrupación, comenzó a estructurarse y armarse en toda la provincia.
Incluso, el año pasado el peronismo lanzó su rama universitaria y desempolvó el sello de la Juventud Universitaria Peronista (JUP) con el padrinazgo del ahora diputado nacional, Martín Llaryora, y el intendente de Villa María, Martín Gill.
Es que justamente, desde el año pasado el rector y los decanos de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) se eligen con el voto directo lo que motivó al peronismo a intentar alcanzar una mayor incidencia en un terreno adverso para ellos. Vale decir que en el marco del reingreso del PJ Córdoba a la estructura nacional del partido, la UNC se convierte en un botín más que apetecible para la JUP nacional desde donde han mantenido contacto con los dirigentes locales para lograr el reimpulso definitivo de la rama universitaria cordobesa.
Ahora, la reactivación de Jóvenes por Córdoba incluye también un fuerte trabajo en el terreno universitario.
La decisión de Schiaretti de ampliar la base juvenil del PJ cordobés hacia otros sectores y darle mayor protagonismo va en clara sintonía con la idea macro de UPC de mostrar un peronismo renovado de cara a los próximos comicios provinciales. Fortalecer una liga propia sub 35, es una buena manera de comenzar.