Gatillo 2017, condición sine qua non de Conadu para negociar

El lunes se reune la comisión paritaria de los profesores universitarios. Docentes exigen que el Gobierno compense la diferencia entre aumento e inflación del año pasado.

Al concluir el mes de febrero finalizó el acuerdo salarial 2017 entre el Gobierno nacional y los docentes universitarios, y el lunes 12 se inician las discusiones para un nuevo esquema de incrementos para el bolsillo de los profesores.
Los principales gremios se preparan para una expectable posición dura por parte de los representantes del ministerio de Educación de la Nación, y pretenden imitarlos llegando a la mesa de negociación con una postura inflexible al respecto de la cláusula gatillo del acuerdo vencido.
Los profesores reclaman que los incrementos salariales del 2017 estuvieron por debajo de la inflación medida en el mismo período, por lo que exigen una recomposición que respete la letra del acuerdo. Además, sostienen que en el 2016 también perdieron frente a la inflación, por lo que el recálculo solicitado superaría cualquier potencial oferta del Gobierno.
Paradójicamente, ahora Conadu solicita un mecanismo de actualización automática “mes a mes”, método que el año pasado rechazaron cuando fue propuesto por los representantes gubernamentales.

Gatillo o automatización
Cuatro extenuantes meses le llevó al Gobierno en 2017 conseguir acordar con las seis organizaciones gremiales que componen la comisión paritaria del profesorado universitario: Conadu, Conadu Histórica, Fedun, Fagdut, Ctera y UDA.
La prolongada negociación arrojó como resultado un incremento de entre 25,01 por ciento (para los profesores ayudantes, estrato más bajo del escalafón) y 26,45 por ciento (para los profesores titulares, cargo máximo), acumulado a lo largo de cuatro aumentos trimestrales. Además, cada trimestre gozaba de una garantía salarial a través de una cláusula gatillo, para que la inflación no le ganase a los sueldos.
Es por ello que Conadu planta bandera en la activación de dicha cláusula como condición irrenunciable para el inicio de las negociaciones. Sin embargo, el discurso reivindicativo incorpora el reclamo por un desfasaje que habría habido durante el período 2016, lo que eleva las pretensiones remunerativas.
En tierras cordobesas el mecanismo fue utilizado por los gobiernos provincial y municipal con sus empleados, y ambos cumplieron en recomponer los salarios al verificarse una diferencia entre la inflación y los aumentos concedidos.
La posición fue tomada por la Mesa Ejecutiva de Conadu, central de claro posicionamiento kirchnerista, que junto a Conadu Histórica representan a más del 80 por ciento de los profesores universitarios y preuniversitarios del país. Además, la Mesa Ejecutiva convocó a un congreso extraordinario para el próximo 20 de marzo, en el que los representantes de los gremios de base podrán evaluar lo que el Gobierno proponga este lunes.
Adelantándose a los hechos, la convocatoria menciona la elaboración de “un plan de lucha frente al ajuste salarial y presupuestario para la universidad”. A pesar del silencio que el Gobierno ha mantenido hasta el momento con respecto a la cuestión puntual de los universitarios, Conadu sostiene que la propuesta oficial será de apenas el 15 por ciento.
Además, la Mesa Ejecutiva reclama que la paritaria de este año se resuelva a través de “un mecanismo de actualización automática para no deteriorar el salario”. Llama la atención que apenas el año pasado, Conadu se oponía con firmeza contra dicho método, cuando fue propuesto en la primera reunión de negociación por los representantes del ministerio de Educación. Sin embargo, la central gremial sostiene que ese sistema es el indicado para “un escenario aún incierto, que permite prever una inflación anual que el gobierno no puede controlar”.
Entre otros puntos, los gremialistas reiteraron su rechazo al decreto 52/2018, que reemplazó la paritaria nacional docente por una actualización automática, aprobaron un apoyo en solidaridad con el bonaerense Roberto Baradel, y decidieron participar de las movilizaciones de ayer (día de la mujer) y del próximo 24 de marzo.