UEPC: hoy y mañana, paro; el miércoles, acuerdo

Luego de comunicar la oferta recibida desde el Panal, la aceptación de la propuesta oficial fue la postura adoptada en 24 de los 26 departamentos de la provincia. Se espera poca adhesión al paro.

Por Felipe Osman

Los engranajes internos del gremio docente se pusieron en marcha desde el lunes pasado, cuando el sindicato recibió la oferta salarial de la Provincia para cerrar la negociación paritaria: 15 por ciento en tres tramos (8 por ciento a partir de febrero, 5 por ciento más a partir de junio y 2 por ciento más a partir de septiembre), más reajuste por cláusula gatillo cuando el Índice de Precios al Consumidor (IPC) Córdoba supere el porcentaje adelantado.
El miércoles último, durante una asamblea informativa, la conducción gremial –actualmente a cargo de la lista Celeste-, explicó la propuesta a las organizaciones de la oposición. Según lo indicaron algunos asistentes a la reunión, varios delegados de las opositoras listas Fucsia y Pluricolor se retiraron notoriamente insatisfechos del convite.
El viernes se celebraron las asambleas departamentales. Mientras el oficialismo apoyó la moción de aceptación de la propuesta del Panal, la oposición logró encolumnarse detrás de una única moción de rechazo. Sin embargo, la oferta del gobierno fue aceptada en 24 de los 26 departamentos de la provincia. Aunque cayó en las dos circunscripciones más grandes: Capital y Río Cuarto. En Córdoba (ciudad), de hecho, la moción de rechazo a la propuesta oficial supero por más de cien votos a la moción de aceptación: 247 a 144.
En el interior, sin embargo, la oposición gremial está mucho menos organizada. Esto explica, en buena medida, la diferencia que existe entre ganar –con soltura- la votación en capital y perder en casi todo el interior provincial. Así, estos números dejarían casi cantado el resultado de la asamblea a realizarse este miércoles, cuando la oferta de la Provincia sea, muy probablemente, aceptada por UEPC.

Paro
Pero la paritaria con el gobierno de Córdoba no fue el único tema tocado durante las asambleas departamentales. También se decidió entonces acompañar al paro convocado por Ctera para hoy y por 48 horas, en rechazo a la eliminación de la paritaria nacional docente y las insinuaciones del gobierno nacional de suprimir el Fondo de Incentivo Docente (FONID), que actualmente es una parte considerable de la remuneración percibida por los docentes, y que se integra con fondos aportados por el Estado nacional. UEPC se plegó entonces, como habían adelantado, a la jornada de protesta de su entidad de segundo grado.
Pero, ¿con qué adhesión contará la medida de fuerza? Las respuestas entre los allegados a la cuestión son dispares, pero nadie espera que el paro de hoy tenga un acatamiento masivo. Dirigentes de la opositoria lista Pluricolor dicen que se sentirían satisfechos si la adhesión a la medida de fuerza es sostenida por el 50 por ciento de los docentes pero, al mismo tiempo, no creen llegar a tanto. Y entienden que esto es imputable, entre otros factores, a la conducción liderada por Juan Monserrat. Dicen que “el gremio no se moviliza” para lograr una mayor adhesión.
Además, indican que cada vez menos delegados de la lista Celeste concurren a las medidas de fuerza, y que esto responde a un notorio desinterés de la conducción por liderar el reclamo docente en contra de la Provincia. Por otro lado, entienden que la conducción gremial no puede exigirles organicidad, como lo hace, si luego no se hará presente en las protestas. “El gremio tiene que estar cuando los docentes lo convoquen para marchar”, explicó a Alfil un delegado de la Lista Prulicolor.
Entienden también que otro factor que conspiraría contra un mayor acatamiento de la medida de fuerza es la lectura que el gobierno nacional ha impuesto respecto de los motivos por los cuales se convoca, identificándola con el apoyo a la denostada figura de Baradel.
Todos estos elementos, sumados al conocido rigor con que la administración de Juan Schiaretti aplica la máxima “día no trabajado, día no cobrado”, menguarían considerablemente el acatamiento al paro por parte de los docentes.