Juri integra a opositores a centenario reformista

La UNC conformará una comisión de ocho decanos para articular las celebraciones por el centenario de la Reforma Universitaria. Se repartirá en partes iguales entre oficialistas y opositores.

El rector de la UNC, Hugo Juri, congregó el martes a los quince decanos de la Casa de Trejo en el segundo piso del Pabellón Argentina para tratar uno de los temas más candentes del año. Los titulares de las Facultades concurrieron a la primera reunión de este tipo durante el 2018 a discutir cómo llevará adelante la UNC las celebraciones por el centésimo aniversario de la Reforma Universitaria.
El próximo 15 de junio será el epicentro de los festejos, pero se prevé una extensa agenda de actividades a lo largo del año. Para las Facultades, involucrarse en los mismos implica exposición mediática y capitalización como trabajo de gestión, pero también la posibilidad de acceder a partidas presupuestarias con asignación a los actos celebratorios.
Los quince caciques y el Rector acordaron conformar una comisión mixta, con representantes de los distintos espacios políticos, pero también de las distintas áreas disciplinares que forman parte de la Casa de Trejo. El oficialismo decidió ceder la mitad de los miembros de la comisión a los dos sectores opositores en señal de apertura, lo que habría sido bien recibido por sus rivales.

Comisión y festejos
La Reforma Universitaria se inscribe en la historia de la UNC como su hecho histórico más importante, tanto por la mayúscula transformación que significó para su funcionamiento, como por la trascendencia que tuvo al influenciar cambios no sólo en el sistema universitario argentino sino también del resto de los países de Latinoamérica.
El actual oficialismo se identifica con las principales banderas del reformismo de 1918, por lo que la celebración del centenario será uno de los puntos más altos del trienio de gestión de Juri. El Rectorado ya tiene en agenda una jornada de festejos populares, dos importantes congresos académicos y otro racimo de actividades culturales, artísticas y académicas.
Los universitarios cordobeses todavía recuerdan la importancia que la exrectora Carolina Scotto (2007-2013) puso a los 400 años de la UNC, aun cuando la efeméride puntual recayese en el mandato de su sucesor, Francisco “Pancho” Tamarit. Los festejos reformistas no tendrían nada que envidiarle a las acciones de los dos rectores K, según los planes del Rectorado.
La articulación entre las actividades que organicen el Rectorado, las unidades académicas y el resto de las dependencias de la Universidad (como el Observatorio) estará a cargo de una comisión que coordinará el decano de Ciencias Económicas, JhonBoretto. El alfil radical viene trabajando en la temática desde fines del año pasado.
Además, la comisión estará compuesta por otros siete decanos. Tres de ellos se inscriben en el oficialismo: Pablo Recabarren (Ciencias Exactas), Mariela Marchisio (Arquitectura) y Lorenzo Barone (vicedecano de Derecho).
Otros dos miembros pertenecen al espacio kirchnerista. Gustavo Chiabrando (Ciencias Químicas), con un perfil científico que comparte con su vecina Famaf, y Miriam Kitroser (Artes), que contaría con el aval tácito de Ciencias Sociales y Filosofía y Humanidades.
El grupo se completa con Claudia Torcomian (Psicología), decana del espacio Avanzar que promovió a Patricia Altamirano en la última elección rectoral, y Mariela Parisi (normalizadora de Ciencias de la Comunicación), quien mantiene diálogo con todos los bloques del tablero político universitario.
Esta comisión también definiría la asignación presupuestaria que corresponderá a las distintas actividades a realizarse durante el año, promovidas por el Rectorado o por el resto de las dependencias.