Mestre rindió cuentas pero habló como candidato a gobernador

Incluyó en su agenda temas provinciales, lanzado a la candiatura 2019.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

MestreEl intendente Ramón Mestre sufrió ayer una ligera metamorfosis y habló tanto como administrador de los asuntos locales como candidato a gobernador. Este proceso, si todo sale como él lo pretende, será más notorio el 1 de marzo del año que viene, cuando la carrera por el Panal esté definitivamente largada. Mestre se mostró alineado al gobierno nacional y crítico del provincial.
Mestre pretende que los parques educativos sean como las escuelas municipales de su padre o los CPCs de Rubén Américo Martí, los dos intendentes más importantes del Palacio 6 de Julio desde 1983 hasta hoy. Por eso eligió el de barrio Villa Allende Parque para pronunciar el discurso del período ordinario del Concejo Deliberante. Un buen intendente con aspiraciones provinciales debe tener un símbolo para su gestión, y los parques educativos parecen cumplir esa misión; la gran obra, en tanto, debería ser el nudo vial de Plaza España.
La exposición de Mestre, naturalmente, enfatizó en el repaso de obras realizadas, en proceso y prometidas. Todo ello con el optimismo que exuda cualquier gobernante en ocasiones como éstas. Sin embargo, un dato sobresaliente del discurso fue la referencia a la política provincial, el escenario al que anhela subirse el radical el año que viene.
Mestre cuestionó el reparto de fondos coparticipables de la Provincia a los municipios y comunas, que es una de las banderas más agitadas por la oposición, en especial desde el Ente de Intendentes de la Unión Cívica Radical, que encabeza justamente el jefe del Palacio 6 de Julio. Por este tema, incluso, el intendente de Córdoba le pidió hace meses una audiencia al gobernador Juan Schiaretti, pero sin obtener hasta ahora una respuesta.
“Ahora que salimos de la discriminación nacional, debemos avanzar en desafíos que incluyen el diálogo profundo y sereno sobre realidades de nuestra provincia”, dijo.
“Entiendo que la deuda provincial frena los fondos que se debe coparticipar a los municipios, Córdoba incluida; debemos dialogar, acordar y corregir eso”, sostuvo, agregando el tema del endeudamiento, otro punto sobre los que permanentemente advierten los radicales.

Presión fiscal
Además, criticó la presión fiscal de la Provincia. Cabe recordar que la rebaja de impuestos fue la propuesta que más empujó a José Manuel de la Sota a la victoria del 20 de diciembre de 1998, desbancando del gobierno al padre del actual intendente. Pero con el paso del tiempo el perfil impositivo de Córdoba cambió y Mestre apuntó hacia allí.
“Eso afecta nuestra competitividad. Es más caro invertir en Córdoba que en Buenos Aires o en Santa Fe. Nunca los cordobeses habían estado obligados a pagar tantos impuestos. Se empobrecen las familias y condenamos a las empresas”, recalcó.
Uniendo ambos temas, el de la coparticipación y el tributario, Mestre prometió una rebaja de impuestos si la Provincia corrige la distribución de fondos. “Por ello, y en consonancia con muchos intendentes de la provincia de Córdoba, acorde a la propuesta del Centro de Investigaciones Participativas en Políticas Económicas y Sociales (Cippes), asumo un compromiso antes los vecinos: si se respeta la coparticipación, es decir, los recursos que son de cada ciudadano que vive en las ciudades y los pueblos, vamos a bajar nuestras tasas y contribuciones, a vecinos, industrias y comercios. Simple y concreto: distribuir correctamente hace bajar la presión fiscal”.
Siguiendo con la agenda provincial, Mestre golpeó en dos asuntos de interés social: la extensión del narcotráfico porque “la droga que mata a nuestros jóvenes se instaló como moneda corriente en el tejido social” y la inseguridad “que desarticula la posibilidad de una auténtica política de inclusión”.
Previsiblemente, inscribió a su administración en el equipo de gobierno nacional (“hemos logrado definitivamente poner en marcha un proyecto para Córdoba y para Argentina”), condición que parece imprescindible para dar el salto provincial.

Táctica
La principal diferencia táctica entre Mestre y Cambiemos nacional es que en la Casa Rosada no están apurados por la definición de las candidaturas provinciales, sabiendo que tienen mucho poder para influir sobre ellas, como lo demostraron en 2015 y en 2017.
Mestre, en cambio, busca asegurarse esa condición, que podría disputarle el diputado nacional Mario Negri. Para ello, debe acelerar los tiempos, y el discurso de ayer fue claramente en esa dirección.