Mientras peregrina por un cargo, Juez no suelta al Concejo

El ex embajador espera asilo de la Nación esta semana. Por las dudas, pidió renovar por cuarta vez su licencia en el Concejo Deliberante. La nota entró ayer por lo que no podrá ser tratada hasta la semana que viene. Técnicamente, Juez es concejal.

Por Yanina Soria
[email protected]

Aquello que el propio Luis Juez aseguró hace algún tiempo de que volvería a la banca del Concejo Deliberante cuando culmine su misión en la Embajada de Ecuador, parece haber quedado en la nada.
Una vez más, el ex embajador del país caribeño no pudo cumplir con su propia palabra y aunque quedó fuera de la función diplomática -fue removido después de llamar “mugrientos” a los ecuatorianos- el ex intendente de la ciudad demostró que sus verdaderas aspiraciones nada tienen que ver con el Concejo, lugar para el cual fue elegido por el voto popular en el 2015.
Sin embargo, especulador, Juez demostró que tampoco está dispuesto a soltar esa banca por temor a que desde la Rosada no cumplan con su palabra. Siempre según él, el propio ministro del Interior, Rogelio Frigerio, le prometió asilo dentro de la estructura nacional. Lo cierto es que desde que regresó a Argentina los destinos posibles sólo fueron versiones. Se habló de un posible alojamiento en el Ministerio de Defensa y después de algún cargo en algunos de los resortes que dependen de Interior. Nada de eso se concretó aún.
Lo último que Juez le transmitió a los suyos, es que el primero de marzo podría ser el día D. Mientras tanto y por las dudas, ayer solicitó una nueva prórroga de su licencia en el Concejo Deliberante; es la cuarta renovación y esta vez el pedido fue por un mes.
Fiel a su estilo, el ex senador fue desprolijo y envió la nota recién ayer por lo que no habrá margen para tratarla antes del 1 de marzo, cuando arranque el periodo ordinario de sesiones.
Por lo que desde hoy (día que vence la licencia que pidió el 14 de diciembre) y hasta el jueves 8 de marzo cuando podría tratarse su última solicitud, el titular del Frente Cívico es, técnicamente, concejal.
Quien está en funciones en su lugar es el olguista Fernando Masucci que, producto de esta situación, no podrá asistir al discurso que mañana ofrecerá el intendente Ramón Mestre en el Parque Educativo Noroeste, en el marco de la apertura del año legislativo. Según se supo, Juez tampoco estaría dispuesto a asistir por lo que habrá una silla vacía en esa bancada.
Tales son las incongruencias que el líder del Frente Cívico construyó a lo largo de su vida política, que en el hipotético caso de que retornase al Concejo, Juez se vería en la incómoda tarea de representar a un espacio que políticamente maneja su ex compañera de fórmula Olga Riutort, y ser opositor a sus propios aliados.
Por eso, para evitar ese embrollo inexplicable, por estas horas el ex embajador tiene una vela encendida frente a la estampilla de Mauricio Macri.

Armado
Mientras aguarda una designación, Juez ya dijo que está dispuesto a pelear dentro de Cambiemos para cumplir su verdadero objetivo: ser candidato a gobernador en el `19. Por eso, ya comenzó a mover sus piezas en la Capital cordobesa, otrora su principal bastión electoral.
El fin de semana encabezó un plenario en un hotel de esta ciudad donde reunió a su dirigencia con intenciones de rearmar la estructura y llegar mejor posicionado para el año electoral.
La realidad es que el Frente Cívico dentro de Cambiemos juega como el socio minoritario de la alianza; sólo basta recordar que en los últimos comicios recién en el renglón número seis de la boleta logró ubicar a su candidato diputado nacional.
Juez pretende ahora subir sus acciones para mejorar la negociación que se vendrá dentro de la coalición, donde son varios los anotados en la categoría que él pretende disputar. Por eso, en el plenario dijo ante los suyos que la idea es colocar unos 100 candidatos en los próximos meses en todo el territorio y consolidar así su fuerza política.
“Para eso vamos a luchar por la porción de poder que nos pertenece, nada menos. Pues esa es la razón por la que vamos a cumplir 15 años en la vida política de Córdoba”, dijo frente a los suyos.