Fisura en las 62 Organizaciones no llega a Córdoba

Las 62 Organizaciones de Córdoba tienen un ritmo político propio, y la crisis nacional de la central obrera a nivel nacional no repercute en la provincia.

Por Felipe Osman

La marcha nacional convocada por Hugo Moyano para el 21 febrero continúa dividiendo las aguas en el movimiento gremial argentino, perdiendo y ganando adeptos.
En un comienzo fue Héctor Daer, triunviro de la GCT y representante de los gremios de servicios conocidos como “los gordos”, quien declino apoyar la movilización por entender que esta respondía a un reclamo exclusivo del sindicato de Camioneros.
En ese sentido, Daer entendió que era “inaceptable” que alguien tenga el “capricho de adueñarse de la voluntad colectiva de la CGT”, y agregó: “nuestra posición es clara, no vamos a poner a la CGT al servicio de ningún gremio ni dirigente”, en alusión a Camioneros, gremio comandado por el clan Moyano.
Si bien entonces Carlos Acuña, también triunviro de la central obrera y secretario general del gremio de estaciones de servicios, califico de “carnero” a Daer, también optó luego por bajarse de la protesta, por entender que concurrir el 21 de febrero a la marcha sería conceder al gobierno de Mauricio Macri el argumento de que habrían sido enviados por Cristina Kirchner. Circulan versiones de que Luis Barrionuevo, secretario general del gremio de los gastronómicos, también terminaría por bajarse de la movilización.
Así las cosas, Juan Carlos Schmid, secretario general del sindicato de dragado y balizamiento, es el único integrante del triunvirato de la CGT que sostiene su apoyo a la marcha impulsada por Hugo Moyano, y aunque este presenta como motivos de la movilización el avance de las políticas del gobierno nacional en perjuicio del sector obrero, muchos la entienden como una reacción del clan Moyano contra el avance de las múltiples causas judiciales en las que se encuentra investigado.
Ya fuera de la CGT, otra central gremial comenzó a mostrar fisuras en relación al posicionamiento que sus integrantes adoptaran frente a la marcha convocada por el histórico líder camionero. Se trata de las 62 Organizaciones. Al parecer, cerca de una docena de sindicatos pertenecientes a esta central obrera participará de la movilización.
Hace algunos días el titular del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos, Marcelo Peretta, salió al cruce de la conducción de la UATRE, encabezada por el titular de las 62 Organizaciones a nivel nacional, Ramón Ayala, por no acompañar al camionero en la pelea contra el gobierno nacional.
El joven gremialista y secretario de Salud y Previsión de las 62 criticó a Ayala y sus compañeros de conducción por “darle la espalda” al ex titular de la CGT Azopardo: “Cuando encarcelaron a “Momo” Hugo Moyano reunió urgente a CGT y movilizamos para pedir la liberación de Venegas. No me gusta que hoy UATRE de la espalda a Camioneros”, reprochó Peretta.
“El 21 apoyaremos a Camioneros y al reclamo de todo un conjunto de trabajadores que hoy siente que el Estado no cumple al ciento por ciento lo que debería para defender sus derechos y sus familias. Somos organizaciones hermanas, y principalmente solidarias con los que necesitan de nuestro apoyo”.
Sin embargo, las 62 Organizaciones de Córdoba tienen un ritmo político propio, y la crisis nacional de la central obrera a nivel nacional no repercute en la provincia.
Tal es así que Ricardo Moreno, secretario político y hombre central en el armado de las 62 Organizaciones en Córdoba, explicó que la central obrera no piensa acompañar el proyecto personalista de Moyano.
Una curiosidad: Moreno, afamado penalista cordobés, y de excelentes relaciones con las primeras espadas del gobierno de Juan Schiaretti, tendría inminentes posibilidades de convertirse en diputado nacional si, como algunas versiones lo señalan, Juan Manuel Pereyra inicia sus trámites jubilatorios. Si esto sucede, Moreno lo sucederá en el cargo.