Macri y Schiaretti juegan de memoria: pactan inversiones

En un encuentro privado antes de la presentación del nuevo vehículo de FIAT, acordaron una nueva visita del mandatario a la provincia donde anunciarán fondos para la producción local de autopartes mecánicas, actualmente importadas.

Fue una de las visitas más sustanciosas del presidente Mauricio Macri a la provincia. En la jornada de ayer, el líder de Cambiemos refrescó sus postulados del “cambio”, evocó el tormentoso pasado kirchnerista y prometió dinamizar la economía con fondos frescos. Como parte del combo, se mostró en sintonía con uno de los gobernadores peronistas más influyentes del interior. La apuesta fue fuerte porque las encuestas circulantes han comenzado a mostrar que el “hechizo” entre el mandatario y los cordobeses podría romperse.
En ese contexto de aprobación de su gobierno en baja –según el consultor Gustavo Córdoba desde las PASO a enero de este año cayó menos de 13 puntos- era de esperarse un discurso concentrado en sus hitos de gestión.
Macri convocó a que “cada argentino se pueda sentir protagonista de una Argentina que avanza sobre bases sólidas” y exhortó a construir “con la verdad, sin patoterismo ni comportamientos mafiosos o extorsivos”. Luego, pidió a la industria a adaptarse a la innovación tecnológica y evitar “miedos” que contribuirán a tomar “el camino equivocado”.
“Hay mucho por hacer afuera de la fábrica, hay mucha tarea por delante. No solo acompañar a las pymes que se transformen en medianas y grandes empresas con créditos para comprar equipamientos”, dijo e indicó que la gran noticia del año pasado fue el “récord de la historia argentina: se importaron 15 mil millones de dólares en equipos y eso es futuro y trabajo”.
En ese marco, el mandatario planteó la necesidad de seguir adelante con el “plan de infraestructura más importante de nuestra historia con autopistas, rutas, energía, puertos y aeropuertos” porque los argentinos “tenemos que estar conectados entre nosotros”.
“Tenemos que creer en nosotros mismos. Todos los atajos que tomamos en el pasado nos hicieron mal y después de un tiempo nos dimos cuenta que habíamos vuelto a la salida”, añadió. Por último, remarcó que Argentina va a crecer por segundo año consecutivo.
Hasta allí, los conceptos más importantes en el acto de presentación del nuevo Fiat Cronos.
La reunión más importante sucedió momentos antes del evento de la automotriz italiana. En el despacho más importante de la planta, Macri, Schiaretti, los ministros nacionales Guillermo Dietrich (Transporte) y Francisco Cabrera (Producción), el titular de Fiat Argentina, Cristiano Ratazzi, mantuvieron un encuentro a solas donde se acordó la inminente inversión en la compañía automotriz, según confiaron a Alfil inobjetables fuentes del Gobierno de la Provincia.
Macri anticipó esas inversiones en su discurso, aunque sin entrar en detalles. La apuesta económica apunta a producir en Córdoba autopartes mecánicas que actualmente se importan. El presidente regresará a la ciudad en poco tiempo para brindar más detalles la buena nueva.
Schiaretti y Macri demostraron una vez más que juegan de memoria. Varios de los hombres que los escoltaron ayer coincidían en que ambos requieren pocos minutos de charla para avanzar en acciones de gestión conjuntas. Un símbolo explícito de la relación que precede a su presente y de aceitadas relaciones políticas, para incomodidad de los socios. Pero no fue el único.
Las señales fueron varias y dentro de Cambiemos acusaron recibo. Una de ellas se consumó cuando descendió del avión, junto al mandatario, el ex titular de Arsat, Rodrigo de Loredo. El yerno del ministro de Defensa, Oscar Aguad, debió dejar su cargo luego que se publicara el decreto que prohíbe a familiares de miembros de la primera línea del gabinete desempeñarse en la estructura ejecutiva del Estado.
En una gira donde no hubo presencia mestrista, marcada por el protagonismo del diputado Mario Negri y el macrista Héctor “La Coneja” Baldassi, Macri integró a su comitiva al dirigente radical que quiere ocupar el despacho de Ramón Mestre. El titular del Palacio 6 de Julio, por segunda vez consecutiva, se encontraba en cumpliendo agenda en el exterior. Alimentan el juego.