Cambio macrista: aceptaría internas abiertas para gobernador

La nueva estrategia macrista es mejor para Mestre que para Negri..

internasEl macrismo siempre fue refractario a la idea de resolver las candidaturas de Cambiemos con elecciones internas. Mejor, para el PRO, unas buenas encuestas o el dedo de Mauricio Macri.
Los radicales de Córdoba bien lo saben. En 2015, en el despacho del entonces jefe de Gobierno porteño, se resolvió que el candidato a gobernador sea Oscar Aguad, postergándose las ambiciones de Ramón Mestre. En 2017, Héctor Baldassi quedó como primer candidato a diputado nacional, pese a las aspiraciones históricas de los radicales por encabezar la nómina.
La discusión, ahora, es otra vez por el premio mayor: la candidatura a gobernador, y justo cuando las posibilidades de derrotar a Unión por Córdoba son mayores que nunca, aupadas por la victoria en las elecciones legislativas del año pasado y por la ola de cambio.
En el radicalismo cordobés sacan cuentas y confirman que tienen los dos mejores postulantes: el intendente Ramón Mestre y el diputado nacional Mario Negri. Pero el PRO agita el fantasma de un precandidato propio, como Héctor Baldassi o algún producto de última hora surgido de las encuestas de popularidad.
Negri ha dicho una y mil veces que no quiere saber nada con medirse en una interna para salir de ella como el campeón de Cambiemos. Pero Mestre se anima a desafiar al imperio de la Casa Rosada y reclama por elecciones para resolver quién será el candidato de la coalición UCR-PRO. Incluso, ya habría planteado ese escenario al jefe de Gabinete, Marcos Peña.
Lo que se conocía hasta ahora es que la respuesta del gobierno era negativa, pero en los últimos días se supo que los ingenieros políticos de la Casa Rosada aceptarían que en los distritos donde no hay un liderazgo definido la candidatura a gobernador se dirima en elecciones internas.
La idea procura, además de solucionar los enfrentamientos intestinos con la decisión de la gente, abrir las puertas a otros sectores políticos que quieran incorporarse a Cambiemos para el 2019.
El cambio de estrategia de la Casa Rosada no tiene nombres propios, pero la provincia de Córdoba es uno de esos distritos donde puede decirse que no hay un liderazgo definido dentro de Cambiemos.
Mestre cuenta con la mayoría del aparato de la Unión Cívica Radical, pero las encuestas muestran que Negri ha crecido mucho en los últimos años y en internas abiertas podría volverse un rival muy peligroso. El PRO no tendría un hombre para terciar, pero muchos de sus dirigentes podrían inclinarse hacia Negri, así como los electores macristas, porque después de todo éste ha ganado prestigio como defensor del gobierno nacional en el Congreso de la Nación.
La noticia del nuevo plan macrista es especialmente buena para Mestre, por aquello de que no contaría con la mejor opinión del Presidente, y no tanto para Negri, quien prefiere el difícil consenso alrededor de su candidatura. En la UCR habría, incluso, otros competidores, como Dante Rossi, quien ya anunció que quiere medirse como lo hizo con bastante resultado en las PASO de diputados nacionales.