Sintonía: Giordano elogió el rumbo del gobierno nacional

Destacó que Córdoba tiene una “situación más favorable” que otras provincias.

giordanoEl ministro de Finanzas de Córdoba, Osvaldo Giordano, consideró ayer que “el rumbo (económico) es el correcto” y destacó que la provincia tiene una “situación más favorable” que el resto de los distritos por sus características productivas y “cuentas públicas más ordenadas”.
Un día después de que el gobernador Juan Schiaretti anunciara que a partir del 1 de enero regirá una rebaja en Ingresos Brutos, tal como fue acordado con la Casa Rosada, el ministro Giordano ratificó la sintonía de la Provincia con la administración de Mauricio Macri.
“Aunque el contexto no es ideal, el rumbo es el correcto y hace falta que la velocidad se profundice para mayores niveles de bienestar, para lo cual será necesario que la actividad económica crezca a niveles que hagan que la inflación siga bajando”, dijo Giordano.
En relación con las expectativas para la Provincia en 2018, Giordano destacó que Córdoba tiene una “situación más favorable que el resto de las provincias por sus características productivas y por un sector público más ordenado”.
“Córdoba podrá aprovechar mejor ese contexto favorable de la situación nacional”, remarcó.
El funcionario manifestó su expectativa en que reformas como la tributaria, el consenso fiscal y el ordenamiento del sector público den continuidad al crecimiento de la actividad económica nacional en 2018.
“En la medida en que tengamos inflación, hay que acostumbrarse a que todas las variables se muevan, incluido el dólar, cuyo atraso sería peor noticia por su incidencia en los incentivos que se producen internamente, como en importaciones y en competencia de las mismas”.
Agregó que, de todas formas, “no es bueno que haya saltos bruscos: siempre es mejor para la economía que las variaciones sean moderadas y paulatinas”, ya que responden a “cierta inestabilidad en el mercado financiero causado por la pulseada entre tasas y dólar”.

Arduh defiende
Por su parte, el legislador radical Orlando Arduh salió a defender al gobierno de Mauricio Macri, que había sido cuestionado, a su vez, por un funcionario schiarettista por la presunta demora en enviar los fondos para la obra de la Variante Costa Azul, en Villa Carlos Paz.
El presidente del bloque de legisladores de la UCR se erigió ayer en al abogado de la Casa Rosada, al destacar que después de años de malas relaciones entre las administraciones nacionales y provinciales, el gobierno de Cambiemos ha prestado atención a las necesidades de Córdoba.
Luego de que el martes el gobernador Juan Schiaretti inaugurara un tramo de 4,3 kilómetros de la obra que incluirá un puente sobre el lago San Roque (que comenzaría a construirse en febrero), el titular de Caminos de las Sierras, Jorge Alves, aseguró que “hasta el momento” la Nación no envió nada de los 1.000 millones de pesos comprometidos (el presupuesto total de la obra es de 1.700 millones). “Tenemos buen diálogo, pero hasta ahora no hubo remesas de recursos”, señaló.
Arduh replicó a través de un comunicado en el que recordó que “luego de años de ser una provincia absolutamente discriminada por parte del gobierno nacional, y luego de haber retomado las relaciones institucionales y políticas que nunca debieron verse interrumpidas, el gobierno de Unión por Córdoba busca responsabilidades fuera de su jurisdicción, tratando de enmendar en 24 meses, la inoperancia de 18 años de gobierno, culpando un supuesto incumplimiento de falta de giros nacionales para la ejecución de la obra de la Variante Costa Azul”.
“Aun si existiera una demora en los giros, los cordobeses deben saber que la Provincia cuenta con fondos para poder realizar la obra, pero sucede que la especulación del gobierno peronista supera a la sinceridad”, remarcó.
Para Arduh, “si hacemos una comparación de los presupuestos destinados a Caminos de las Sierras desde el 2015 al 2017, aumentó en casi un 1.000 por ciento el presupuesto destinado a inversión. Para 2018 dispondrá de 9.000 millones de pesos”.
“Somos una de las provincias más caras del país, y aun así es más fácil echar culpas a la Nación por la mala administración interna y la clara falta de prioridades en las principales problemáticas que tiene la Provincia. Hablan de un majestuoso plan de obras que no pudieron desarrollar en casi 20 años de gobierno, echando ahora un manto de dudas y responsabilidades a la Nación. Pésima actitud ante los inmensos esfuerzos del Gobierno nacional en favor del federalismo”, remató.