Llaryora recupera terreno con Fabricaciones Militares

Tras el mal trago por la reforma previsional, se pone al frente de una nueva agenda.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Después del mal rato que pasó por el apoyo a la reforma previsional, Martín Llaryora busca retomar el protagonismo que había prometido en la campaña electoral, al reclamar ayer, en la Cámara de Diputados, que se revean los despidos previstos por Fabricaciones Militares en Villa María y Río Tercero.
Antes de comenzar a discutir la ley de Presupuesto 2018, Llaryora pidió que Fabricaciones Militares anule los 59 despidos que dispuso en Villa María y en Río Tercero, adonde la situación ha tensado el clima social.
“En nuestra provincia, en Villa María y en Río Tercero, estamos sufriendo los despidos y el achique, en esas dos fábricas insignies por la importancia que Fabricaciones Militares ha tenido en nuestro país”, señaló el diputado peronista.
Llaryora destacó la importancia que han tenido las fábricas para esas ciudades de lo que llamó la “Argentina profunda”. “Se fueron creando otras industrias, y fueron permitiendo que en esas ciudades, donde Fabricaciones Militares estaba, pudieran crecer, producir y convertirse en lugares con trabajo y con futuro”, dijo.
El diputado advirtió que “por los puestos que genera están las dos comunidades de las dos ciudades, que son muy importantes, todas sus instituciones están muy preocupadas y movilizadas con esta situación”.
Llaryora aprovechó para contraatacar sobre las críticas que recibió por haber prometido en la campaña que no apoyaría una reforma previsional, lo que finalmente debió hacer en el marco del acuerdo de Mauricio Macri con los gobernadores, entre ellos Juan Schiaretti.
“Era un tema que se había conversado previo a la campaña, y se le había manifestado (a la gente) que tuvieran tranqulidad”, recordó.
“Por eso -insistió Llaryora- pedimos que revean la medida y puedan reincorporar a estos despedidos, tanto en Villa María como en Río Tercero”, para que estas ciudades “no paguen las consecuencias” de malas decisiones.
Asimismo, pidió que se “impulsen las inversiones para que puedan estar en plena producción”.

La crisis
Los despidos en Fabricaciones Militares motivaron, el miércoles, una reunión de la que participaron los intendentes de Villa María y Río Tercero, el peronista Martín Gill y el radical Alberto Martino, respectivamente. Del encuentro también participaron el presidente del bloque de legisladores del PRO, Darío Capitani, y el obispo de Villa María, Samuel Jofré.
Como resultado de las deliberaciones se resolvió enviar cartas al jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y al interventor de Fabricaciones Militares, Luis Riva.
“Opinamos que revisar los despidos en las fábricas de Villa María y Río Tercero no obstaculizará los planes que el gobierno tenga para Fabricaciones Militares y que tal medida puede colaborar para sumar decisivamente a los trabajadores en las necesarias transformaciones. Por ello se lo pedimos sencillamente”, afirmaron.
“Todos compartimos algunos grandes objetivos nacionales que hemos de buscar pacíficamente unidos, propiciando el diálogo y la cultura del encuentro e incorporando en el proyecto de nación muchas legítimas diferencias que existen”, agregaron en el documento.a