El SEP levanta la guardia

En un coqueto café cercano a la Legislatura, el periodista se disponía a degustar su merienda luego de asistir al acto en el cual el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, había presentado el presupuesto provincial 2018. Pero antes de dar el primer bocado, vio llegar al dirigente gremial del Sindicato de Empleados Públicos (SEP), que con los brazos en alto se acercaba a saludarlo.

Dirigente Gremial: ¡Buenas tardes compañero! ¿Cómo anda?

Periodista: ¿Qué tal caballero? Muy bien, ¿usted?

D.G.: Acá andamos. Lo vi en la Legislatura hace un rato.

P.: Me hubiera saludado entonces… ¿Cómo anda el gremio?

D.G.: Bien, muy bien. Eso sí, ya estamos con la guardia alta para las próximas paritarias.

P.: No me diga… ¿No le tienen fe a la “cláusula gatillo” que se implementó en la última paritaria?

D.G.: Sí, claro que sí. Nuestro secretario general, el “Pepe” Pihen, ya ha dicho que la ‘cláusula gatillo’ es muy valiosa, y nos permite defender el salario de los compañeros.

P.: Pero…

D.G.: Pero lo que no gustó fue que en el proyecto del presupuesto 2018 hagan una proyección de la inflación donde nos ofrezcan un aumento del 12 %. Al margen de que esa sea la proyección que hagan desde el Ejecutivo, nosotros vamos a tomar en cuenta la inflación del año pasado. Vamos por un 23 %.

P.: Entiendo… Igual, ya se sabe que el Legislativo tiene que revisar, y que el Ejecutivo tiene la facultad de redireccionar las partidas…

D.G.: ¡Exacto! Pero… la proyección es un indicio… De todas formas, desde el sindicato tenemos en cuenta que el Ejecutivo tiene esa facultad, y que juega con ella presentando en el presupuesto un aumento menor del que presume va a tener que conceder finalmente…

P.: ¡Ustedes son muy rápidos!

D.G.: ¡Ja, ja! Es que estamos bien representados…