Tour macrista para un Negri en Buenos Aires

Paseo de Rodríguez Larreta a Juan Negri. Parece una señal hacia la UCR cordobesa.

Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

negri-larretaSi la política se hace con señales, el macrismo dedicó parte de su agenda a enviar algunas al escenario del Cambiemos cordobés, donde la principal batalla es la que protagonizan Ramón Mestre y Mario Negri por la candidatura a gobernador. Un punto clave para acercarse al premio mayor es la relación con el PRO, el poderoso socio en la alianza Cambiemos.
Hace unos años, cuando la relación entre Ramón Mestre y Mauricio Macri no estaba rota, el entonces jefe de Gobierno porteño invitó a su colega cordobés a conocer la obra del Metrobús, que luego se trasladaría parcialmente a nuestra ciudad. Además de transmitir el cómo-hacer, ambos dirigentes acercaban posiciones. Luego, la historia cambió.
Ahora, fue el turno del concejal Juan Negri, a quien el actual jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta paseó por varias obras porteñas, entre ellas el tradicional Metrobús, y llevó a una de sus reuniones semanales con vecinos.
Formalmente, como antes, el objetivo de las actividades fue transmitir la experiencia de gestión, pero naturalmente se desprenden repercusiones políticas.
Rodríguez Larreta es uno de los hombres fuertes del entorno macrista, y más sólido está ahora gracias a la rotunda perfomance electoral de Elisa Carrió en la Ciudad de Buenos Aires, que, además, le otorgó mayoría propia al oficialismo en la Legislatura porteña. El jefe de Gobierno y Carrió tienen una estrecha relación con Mario Negri, y aquél le avisó al entrerriano que iba a invitar a su hijo concejal para el tour.
¿Acaso creen en el macrismo porteño que Juan Negri podría ser candidato a intendente? Es poco probable que saquen semejante conclusión a dos años de las definiciones y cuando para la sucesión de Mestre en el Palacio 6 de Julio habrá un sinfín de postulantes. Además, en el caso de Juan Negri, no tendrá posibilidades si resulta que su padre se impone en la pulseada y es el candidato a gobernador.
Más parece que el macrismo, a una semana de las elecciones, quiso indicar por dónde pasan sus mejores amistades en la provincia de Córdoba.
Desde la Cámara de Diputados, y también en los sets de televisión, Negri se fue convirtiendo en una de las espadas de Macri, y hoy llevaría ventaja sobre Mestre en la consideración del Presidente.

La Junta Electoral
Mientras tanto, en el duelo Mestre-Negri se esperan definiciones para esta semana de la Junta Electoral de la Unión Cívica Radical. La Junta, con inspiración y mayoría mestrista, viene demorando la oficialización de los delegados al Comité Nacional, por considerar que dos de ellos, Mario Negri y Oscar Aguad no reúnen las condiciones para serlo.
Lo curioso es que las designaciones de Negri y de Aguad surgieron de un acuerdo firmado por todos los núcleos internos en mayo del año pasado. Casi un asunto de revisionismo histórico.
Cerrarle el paso a Negri para ser delegado implica que tampoco podría llegar a ocupar un cargo en el Comité Nacional, y su nombre suena para la presidencia, nada menos; su rival, por ahora, es el bonaerense Federico Storani.