Schiaretti busca refuerzos en el mercado progre

Por Yanina Soria
ysoria@diarioalfil.com.ar

schiarettiPasada las elecciones, el peronismo cordobés comienza a dar los primeros pasos hacia una restructuración y reorganización interna. La derrota en manos de Cambiemos significó mucho más que los cinco escaños ganados por la alianza sobre los tres que se llevó Unión por Córdoba.
La penetración de la marea amarilla en los distintos rincones de la provincia cordobesa y el envión electoral con el que los socios rojo-amarillo miran ahora el 2019, obligaron al oficialismo a anticipar el trabajo y comenzar al otro día de los comicios a transitar el camino rumbo a lo que se viene.
La sentencia del fin de ciclo de UPC firmada por la versión cordobesa de la coalición nacional la mista tarde del 22 de octubre atada al arrollador respaldo que Córdoba le dio al macrismo, enciende luces de alerta dentro del peronismo.
Si bien desde el Centro Cívico se escudan en que el comportamiento del electorado varía entre las legislativas y las generales y respaldan esa tesis con las cinco gestiones ininterrumpidas que lleva el PJ en Córdoba, admiten que la irrupción de Cambiemos los sacó de la zona de confort. Después de mucho tiempo, el oficialismo encuentra en el espacio que lidera el presidente Mauricio Macri una fuerza capaz de incomodar los planes políticos que UPC tiene a corto plazo.
Con el objetivo puesto en retener el poderío provincial, el PJ dio vuelta la página para comenzar a escribir un nuevo capítulo que le permita superar el desgaste de dos décadas de gobierno y llegar fortalecido a la próxima parada electoral.
La necesidad de aggiornarse se impone y el gobernador Juan Schiaretti se dio por aludido. En su carácter de jefe político, apenas unas horas después de las elecciones, convocó a toda la dirigencia peronista a un encuentro provincial del PJ para agradecerles y pedirles iniciar el camino mirando en el `19. Allí habló del justicialismo como una fuerza transformadora “con todo el futuro por delante” y pidió reimpulsar el trabajo “para seguir progresando”.

Sumar
En ese encuentro, ante legisladores, intendentes, concejales, funcionarios y referentes del PJ, Schiaretti invitó a sumar a dirigentes que no forman parte de la estructura del PJ.
El conductor del peronismo cordobés pidió a los suyos ampliar la base de datos de UPC con un corrimiento hacia la izquierda. Encontrar y sumar refuerzos en el mercado progresista cordobés es uno de los desafíos encarados para la fase que se abre.
“Para la derecha, ya está Macri”, resumen desde el entorno del gobernador quien, a lo largo de sus gobiernos, supo tejer acuerdos y generar empatía con sectores ligados a los derechos humanos. En ese sentido, siempre buscó diferenciarse respecto a su socio, el ex mandatario José Manuel de la Sota.
El peronismo cordobés abrió el mercado de pases y el propósito es atraer hacia sus filas a aquellos heridos electorales que puedan haber quedado de otros espacios políticos, pero además extender la invitación a sectores de la sociedad como la Universidad o espacios ligados a las mujeres, entre otros.
A lo largo de este año, por ejemplo, UPC logró que dirigentes del kirchnerismo cordobés saltaran hacia las filas del schiarettismo, así sumó a agrupaciones, legisladores nacionales y provinciales, concejales, intendentes y jefes comunales.
El último episodio, fue hace unas semanas cuando el candidato número ocho de la lista que encabezaba Pablo Carro, renunció a esa boleta y se pasó a UPC. Hoy, Sergio Flores integra el PJ Capital y será uno de los que encare esa misión, la de sumar nuevas voluntades para el justicialismo local.
Con la tesis de Schiaretti de que el ciclo de Cristina Fernández está terminado, el partido confía en poder contar con varias incorporaciones más de ese sector. De igual modo, no descartan seducir al electorado (no núcleo duro, ni orgánico) que acompañó algunas de las dos propuestas de Izquierda que se presentaron en las legislativas.