El retrato de Angeloz en la Casa Radical

El secretario del Comité Central de la Unión Cívica Radical no quiso arriesgar un pronóstico para el domingo, cuando el periodista se lo preguntó. Lástima, porque valía para una apuesta. De todos modos, de la conversación surgió un dato llamativo sobre el radicalismo cordobés.

Radical: No me haga hablar sobre el futuro. Esperamos una buena victoria que nos dé ánimo para la pelea que se viene después.

Periodista: La del 2019, contra el candidato que quiera imponer el PRO, ya sea para negociar, o en serio.

R.: ¿Quién piensa en eso? Antes hay que jugar las semifinales, que como viene la cosa será entre Ramón Mestre y Mario Negri. Serán tiempos difíciles en los que costará mantener la unidad. De todos modos, quiero contarle algo en lo que sí nos mostraremos unidos los radicales.

P.: ¡Qué raro! Cuente, nomás…

R.: Usted fue muchas veces a la Casa Radical, así que conoce muy bien que en el salón Macario Carrizo, donde organizamos nuestros actos más importantes, hay enormes retratos de los próceres del partido.

P.: Sí. Leandro Alem, Hipólito Yrigoyen, Arturo Illia, Amadeo Sabattini, Santiago del Castillo, Justo Páez Molina, Raúl Alfonsín, Ricardo Balbín y Ramón Bautista Mestre.

R.: Entre otros. El último que se colocó fue Mestre, poco después de su muerte, en 2003. Ahora es el turno de Eduardo Angeloz.

P.: Claro.

R.: El descubrimiento del retrato será el 18 de noviembre, cuando la Línea Córdoba realice su asamblea provincial. El cuadro es un homenaje en conjunto con el Comité Central. Merecido para el Pocho.