Menem candidato, buena noticia para el gobierno

La Corte Suprema de Justicia de la Nación falló a favor de Carlos Saúl Menem, por lo que el riojano finalmente intentará renovar su banca para el Senado, tras haber sido suspendido por la Cámara Nacional Electoral para disputar las PASO.

Por Javier Boher
[email protected]

En el día de ayer se conoció que la Corte Suprema de Justicia de la Nación falló, como era de esperar, a favor de Carlos Saúl Menem. El riojano finalmente intentará renovar su banca para el Senado, tras haber sido suspendido por la Cámara Nacional Electoral para disputar las PASO en agosto.
El episodio despertó una situación impensada en las elecciones pasadas, al punto que la noticia de la suspensión le dio un impulso a los candidatos justicialistas para terminar de enterrar las esperanzas de Julio Martínez de llegar al Senado. El exministro macrista se arriesgó a buscar la impugnación de la candidatura de Menem sin considerar las consecuencias potenciales de tal decisión.
La campaña en redes sociales para la semana previa a las elecciones primarias se centró en torno a la figura del expresidente como un caudillo del interior, que siempre defendió los derechos de los habitantes de los llanos frente a los abusos del puerto cosmopolita. El tiro de Cambiemos salió por la culata y los perjudicó más de lo que los hizo ganar.
Ahora, la decisión de la Corte Suprema le da una segunda posibilidad al gobierno nacional. Aunque cueste imaginarlo, el regreso de Menem a la Cámara Alta sería un triunfo para el oficialismo. Sin lugar a dudas un triunfo en La Rioja le serviría para sumar un Senador y algún diputado, pero bajo la manga de los estrategas cambiemitas se encuentra un As muy importante que están dispuestos a utilizar llegado el momento.
Quizás los números les sonríen a nivel nacional para las elecciones del próximo 22 y así decidan postergar la acción, pero según algunos entendidos, después del espaldarazo que significó la derrota para desaforar a De Vido, el oficialismo estaría dispuesto a ir por Menem.
Simbólicamente, como golpe de efecto antes de las elecciones o como cortina de humo después de las mismas, la votación por el desafuero del Senador Menem puede abrir un nuevo proceso en la construcción del mito de “gobierno moral” que la alianza en el poder apoya principalmente sobre la figura de Elisa Carrió.
Con la certeza de que Cristina Kirchner finalmente llegará al Senado, pero ante la incertidumbre sobre el rol que adoptará, el desafuero de Menem puede convertirse en la punta de lanza con la que el bloque oficialista en el Senado aspire a quebrar y dejar en evidencia al bolque de los múltiples justicialismos en la Cámara Alta.
Para el gobierno nacional, la comunicación es la clave de la construcción política, por encima del manejo del territorio (aunque en realidad nunca descuide a este último). En el desarrollo de su estrategia, en el análisis de cada escenario, radica su fortaleza y adaptabilidad, aún con la cantidad de veces que “dio marcha atrás”. Por eso no debería sorprender que, antes o después, se emprenda la cruzada contra el expresidente Menem. Porque aunque la Corte haya actuado bien por lo bajo, en el gobierno ya tomaron nota para hacerlo sonar bien alto.