Diego Mestre y De Loredo, a los abrazos en el interior

El 2019 está en la mira de los radicales. La ansiedad por pelear por primera vez en veinte años la Gobernación con chances reales enfrenta a mestristas y negristas. Y la vacante que dejará Ramón Mestre en la ciudad de Córdoba generó una multitud de aspirantes a la candidatura a intendente. De muchos ya se conocen sus aspiraciones. Entre ellos, Diego Mestre y Rodrigo de Loredo. Un dirigente radical se divertía con el asunto en una conversación con el periodista.

Dirigente radical: Diego y Rodrigo serán dos de los principales protagonistas en la lucha por la candidatura a intendente de Córdoba. De ambos se sabe que quieren ser, y representan a sectores antagonistas en nuestro partido. Diego tiene el respaldo de su hermano, y Rodrigo, de su suegro. Los dos son jóvenes y esta batalla puede ser la primera de varias.

Periodista: Seguramente. Aunque entre ellos no ha habido duros cruces públicos.

D.R.: No, para nada. Incluso, habrá visto usted lo que Diego publicó en Twitter.

P.: No.

D.R.: Resulta que Diego andaba ayer por el norte de la provincia cuando, casi en el límite con Santiago del Estero, en un parador, se encontró con Rodrigo, que recorre el país, como sabrá, como director de Arsat desarrollando el plan de conectividad.

P.: ¿Y qué pasó entre ellos?

D.R.: No imagine cosas raras. Se saludaron con afecto y hasta posaron para la foto.

P.: Ya habrá tiempo para las hostilidades…

D.R.: No imagino un duelo cruel entre ellos.