Distancia de De la Sota

El ex gobernador José Manuel de la Sota continúa tomando distancia del presente político que atraviesa Unión por Córdoba (UPC).

El ex gobernador José Manuel de la Sota continúa tomando distancia del presente político que atraviesa Unión por Córdoba (UPC). La estrategia del ex mandatario no es, sin embargo, salir del foco. Más bien, todo lo contrario. Se aleja del plano político, compartiendo cuanto detalle de su vida cotidiana imagina del interés de sus seguidores en las redes sociales. En el fin de semana, por ejemplo, sorprendió participándonos a cerca de sus destrezas culinarias: “Sábado a la noche: cocinando verduras al wok en buena compañía” (por sus mascotas), tuiteó quien fuera hasta hace meses, el as de espadas de UPC para afrontar el duro test electoral iniciado con las PASO el 13 de agosto. Desde la dirigencia del sello que lo hiciera tres veces Gobernador, con nostalgia deben observar los posteos de De la Sota.
Entre tanto, y en las antípodas, el actual primer mandatario de la Provincia, Juan Schiaretti, afronta una actualidad compleja y atareada. Por un lado, una campaña que se presentó como de “baja intensidad”, se libró con “altísima intensidad” (para intentar palear sin éxito los efectos distorsivos de la polarización), y ahora se pelea voto a voto en cada seccional, partiendo en franca desventaja. Es crucial para UPC sostener un resultado que mantenga al sello como actor principal de la política cordobesa.
Por el otro, Schiaretti sigue, no sin algunas dificultades, liderando la Liga de Gobernadores, cuyo propósito principal será defender los recursos que las provincias reciben de la Nación, amenazados por el reclamo de Vidal, ante la Corte, por el Fondo del Conurbano.