CFK decepciona a cordobeses K con emisario desconocido

El expresidente del Conicet Roberto Salvarezza, segundo candidato a diputado bonaerense, fue el primer enviado de Cristina Kirchner tras las PASO.

conicetEn la breve campaña que antecedió a las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), el kirchnerismo cordobés puso una importante porción de sus esfuerzos en intentar que su principal candidato, Pablo Carro, pudiera reunirse con la lideresa del espacio, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.
Sin embargo, el empeño fue infructuoso, obteniendo en retorno una seguidilla de dirigentes de segunda y tercera línea, entre los que sólo se destacó el ex ministro de Economía, Axel Kicillof, quien oficia de “rock star” del cristinismo.
El desempeño que las tribus k cordobesas lograron en las urnas de las PASO fue recibido con entusiasmo por el Frente Córdoba Ciudadana, superando las expectativas de sus dirigentes. Los guarismos obtenidos los ilusionaron con un gesto directo por parte de la exmandataria, potenciado por la conversación que esta tuvo en vivo por las redes con el candidato kirchnerista de Santa Fe, Agustín “Chivo” Rossi.
A pesar de ello, el primer emisario de la estructura nacional del ex Frente para la Victoria fue el casi ignoto segundo candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Roberto Salvarezza. El aspirante compartió ayer una actividad de campaña con Carro en la sede de Adiuc, el gremio que éste encabeza.
La decepción no terminó, de todos modos, con la ilusión de los kirchneristas mediterráneos, quienes guardan la expectativa de ser convocados por “la Jefa” en los próximos días, para concertar una reunión en la Capital Federal.

Ciencia y política
La estrategia electoral de Cristina Fernández no sólo implicó abandonar la marca que había acompañado la vida política de ella y su esposo, Frente para la Victoria, sino también intentar mostrar “caras nuevas” en la boleta que acompañaría su candidatura a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires.
Esa consigna se plasmó en la lista de diputados nacionales de Unidad Ciudadana en aquel distrito, que encabeza la economista Fernanda Vallejos y secunda Salvarezza, quien ejerció como presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) durante el trienio final del gobierno de Cristina.
Recién del tercer puesto en adelante aparecen el presidente del Partido Justicialista bonaerense, Fernando Espinoza, la sindicalista camporista Vanesa Siley, y el exgobernador Daniel Scioli, rostro de la derrota presidencial del 2015.
En Córdoba, la lista de candidatos a diputados fue construida con una lógica muy similar, encabezada por tres dirigentes de baja exposición pública: el gremialista Carro, la abogada Valentina Enet, y el titular de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme), Eduardo Fernández.
Sin embargo, mientras la boleta bonaerense lleva en su tramo principal a la muy conocida expresidenta, los cordobeses k no cuentan con ningún anabólico que le permita crecer en votos. Esta es la principal razón por la que el kirchnerismo local espera gestos públicos y directos de Cristina para con Córdoba Ciudadana.
Durante la campaña previa a las PASO, la sucesión de apoyos a Carro fue de lo más variada: además de Kicillof, lo hicieron el extitular del Afsca, Martín Sabbatella; el secretario general de la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky; el titular del CELS, Horacio Verbitsky; el presidente boliviano, Evo Morales; y el presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, entre otros miembros del ecosistema k.
El desembarco de Salvarezza no fue recibido con demasiado entusiasmo, pues sólo alcanzó a reunir algunas decenas de personas en la sede de Adiuc. Posteriormente, el científico compartió otro panel en Famaf con su decana, Mirta Iriondo, y el titular de Ciencias Químicas, Gustavo Chiabrando.
A pesar de ello, operadores del kirchnerismo continúan sosteniendo la esperanza de recibir en los próximos días citando a Carro al Instituto Patria, centro de operaciones porteño de Cristina.