Recuperarse con déficits gemelos

“Se siguen consolidando los números de una tendencia de recuperación de los sectores económicos, sin embargo, hay desequilibrios en la macro que aún cuesta acomodar: los famosos déficits gemelos”.

Por María Cayre
[email protected]

Mucho se habló sobre el dato del 4% de crecimiento económico que dio a conocer el INDEC con el informe del EMAE (Estimador Mensual de la Actividad Económica) el jueves pasado; pero esta semana, además, se conocieron datos importantes sobre el rojo en la balanza comercial y una recuperación en los ingresos fiscales.
El estimador mensual de la actividad económica o EMAE, como ya hemos mencionado en esta columna, mide la evolución mensual de los 15 sectores más importantes de la estructura económica del país. Los datos del informe que publicó el INDEC la semana pasada, que son los datos procesados del mes de junio, arrojaron una crecimiento de 4% interanual, esto significa que se mide contra el mismo mes del 2016. Sobre este 4% hay dos aclaraciones importantespara hacer:por un lado, que el crecimiento se mide contra junio del 2016 que fue un mes malo, lo que no descalifica al número en absoluto pero sí nos permite teñirlo de realismo en términos absolutos; por otro lado, el 4% es el crecimiento del ponderado de todos los sectores, pero cuando miramos dentro del estimador vemos gran heterogeneidad. Por ejemplo, construcción creceun 13,2% interanual e industria manufacturera un 6,2%, mientras que explotación de minas y canteras cae un 5,6%. Adicionalmente, analizando estos sectores económicos internamente siguen las disparidades,como ejemplo, en uno de los bloques importantes como es el de la industria manufacturera (que creció 6,2%), encontramos una industria metalmecánica creciendo fuerte y una industria textil que acumula meses de caídas. Los ponderados globales dan en alza, el crecimiento económico arrancó, pero con un alto grado de disparidadintra-sectorialmente.
Otro dato de la semana fue el aumento del déficit comercial. Para julio, el INDEC estima un déficit comercial de US$ 798 millones (importaciones por US$ 6.039 millones, menos exportaciones por US$ 5.241 millones). En términos porcentuales implica un crecimiento de 29,9% en las importaciones de julio respecto al mismo mes del año pasado y un crecimiento de 5,2% en las exportaciones. Sin embargo, de ésta diferencia de facturación negativa, US$ 371 millones se debieron solo a la pérdida de términos de intercambio y no a cantidades físicas. Termino de intercambio es un concepto que mide la evolución de los precios de las exportaciones de un país en relación a los precios de las importaciones, o sea nos indica cuanto podemos importar con el valor de lo que exportamos (cuanto podemos comprar con lo que vendemos). El precio de las exportaciones argentinas disminuyó 2,1% mientras que el valor de las importaciones que realizamos creció 5,2%; o sea que necesitamos mas exportaciones para comprar (importar) lo mismo que comprábamos antes, tanto porque nos pagan menos por lo que vendemos como por el hecho de que las importaciones salen más. De los primeros siete meses del 2017 el 39,7% de las exportaciones argentinas fueron manufacturas de origen agropecuario, el 30,1% manufacturas de origen industrial, el 26,8% productor primarios y 3,4% energía y combustibles. En cuanto a las importaciones, en el 2017 tenemos 26,9% bienes intermedios, 21,5% bienes de capital, 19,4% piezas y accesorios para bienes de capital, 12,8% bienes de consumo, 9,6% vehículos de pasajeros, el resto combustibles y otros. El rojo comercial va en aumento y si bien las importaciones son mayormente insumos industriales, la política exterior es aperturista y resta mucho por hacer en las pymes argentinas para comenzar a exportar cada vez mayor cantidad y calidad (mayor valor agregado), el mundo es una gran prueba de competitividad que hoy en día pocos sectores de la matriz productiva argentina están en condiciones de aprobar.

Por último, la nota de color de la semana fue el dato de mayor crecimiento de los ingresos primarios en relación a los gastos primarios,según informó el Ministerio de Hacienda Nacional, fueron 28,3% contra 22,9%. Recordemos que la definición de “primario” deja afuera los intereses de la deuda, o sea que estamos viendo un idea de la sustentabilidad del estado, cuanto recauda por motu propio y cuando gasta en sus funciones regulares. Si le incorporamos los intereses de deuda los datos no son tan alentadores. Reducir el déficit es un tema importantísimo y muy difícil de resolver sin crecimiento, dejar de gastar implica siempre algún perdedor, sin dudas hay que moderar el gasto y eficientizarlo pero la clave está en crecer y recaudar más. El déficit fiscal sólo se puede disminuir si se crece en forma sostenida, esto nos obliga a pensar en que va a llevar varios años. Otro gradualismo más para un gobierno que parece haber aprendido a llevar los cambios graduales con cierta inteligencia.

El beneficio de la semana: Semana TIC – Córdoba

Del 11 al 16 de septiembre se llevará a cabo la quinta edición de la Semana TIC en Córdoba. Durante la Semana TIC se concentrarán diferentes actividades destinadas a públicos diversos, con actividades en las ciudades de Río Cuarto, San Francisco y Villa María, y en la ciudad de Córdoba.
Mas info:http://www.semanatic.com