Un hombre de la democracia y la Constitución

Eduardo César Angeloz fue un hombre de la democracia y la Constitución, preocupado por los más humildes de nuestra Córdoba y por el progreso de nuestra provincia.

Eduardo César Angeloz fue un hombre de la democracia y la Constitución, preocupado por los más humildes de nuestra Córdoba y por el progreso de nuestra provincia.
Abrazó la política desde muy joven con una pasión incontrastable.
Fue militante: hasta sus últimos días siguió atendiendo y escuchando a sus correligionarios, aconsejando, atendiendo, trabajando por el radicalismo.
Asumió el primero de sus tres períodos como Gobernador en una Córdoba devastada por la dictadura. En medio de esa situación fue capaz de entender el marco social, proponer medidas buscar los consensos y actuar junto con todas las fuerzas políticas. Y ese fue un gran mérito.
Recorrió la provincia en circunstancias en que era más difícil que ahora andar por los pueblos de Córdoba. Iba a cada rincón, que es como uno ve cuáles son las necesidades y puede decidir cómo, más rápido, se solucionan los problemas.
Creó la única política de Estado que lleva 33 años en la Provincia, el programa Paicor, que seguirá mientras haya un chico que vaya a la escuela, que tenga hambre y que esté en la pobreza.
Todos los gobernadores constitucionales que vinimos luego de él, tuvimos la suerte de que nos traspasara el mandato otro gobernador elegido por el pueblo. La historia determinó que Angeloz no pudiera recibir el mandato de otro gobernador constitucional. Por eso en 2016, año del Bicentenario de la Independencia, nos pareció importante darle el bastón de mando. Él lo merecía, como un homenaje y reivindicación a la verdad y a reparar las injusticias de la historia.

Juan Schiaretti
Gobernador de Córdoba