Juri coparticipa $500 millones a las Facultades

El Consejo Superior aprobó ayer la creación del Programa de Fortalecimiento Institucional, que financiará proyectos de desarrollo de las unidades académicas.

juri-superiorEl Consejo Superior aprobó en su sesión de ayer una histórica asignación presupuestaria a las Facultades de la UNC, a través de la creación del Programa de Fortalecimiento Institucional (Profoin).
A través del nuevo instrumento, cada una de las 15 unidades académicas contará con un fondo de $30 millones, a razón de $10 millones por año durante el próximo trienio. Además, también participarán los dos colegios preuniversitarios (Monserrat y Manuel Belgrano), con $15 millones cada uno, y el Área Central, con $60 millones.
Los fondos no serán acreditados inmediatamente en las arcas de cada dependencia, sino que estarán sujetos a la presentación de proyectos estratégicos de crecimiento y desarrollo.
Las secretarías Académicas y de Gestión Institucional tendrán la tarea de visar las propuestas de las Facultades, que serán devueltas en caso de no cumplir los requisitos. En este último caso, sin embargo, las dependencias podrán realizar una nueva presentación, puesto que el programa no es competitivo: cada unidad académica tiene asegurados sus fondos.
La creación del Profoin responde a una de las cuestiones en las que el rector Hugo Juri ha hecho foco desde su postulación en marzo del 2016: la relación entre las Facultades y el Área Central. Desde hace años, los titulares de las unidades académicas cuestionan el peregrinaje al que se ven generalmente obligados para conseguir fondos cada vez que necesitan ejecutar una partida extraordinaria, puesto que una porción muy mayoritaria del presupuesto universitario se destina exclusivamente a sueldos.
La cifra de 10 millones por año, en algunos casos, llega a duplicar el presupuesto con el que las unidades académicas cuentan para todos los gastos distintos a sueldos, por lo que se espera que el Profoin tenga un impacto notorio en las Facultades, satisfaciendo una parte importante de las necesidades de financiamiento extrapresupuestario del trienio.
Estos fondos provienen del presupuesto que el Congreso Nacional destina a la UNC, y que podría haber sido destinado por el oficialismo a obras y programas administrados desde el Área Central. En cambio, la gestión Juri decidió crear el Profoin, que tendrá un trato igualitario para Facultades propias y opositoras.
Entre algunos ejemplos mencionados desde el Rectorado como posibles destinos de los fondos se mencionaron el equipamiento de aulas y laboratorios, mejoras en la infraestructura ya existente, capacitación docente, movilidad estudiantil y docente y vinculación tecnológica. En cuanto a la construcción de nuevos edificios, sólo se contemplan obras menores, puesto que existen otros programas que acaparan esa dimensión.
Como cada año del programa se contará desde julio hasta junio siguiente, durante el 2017 se ejecutarán los primeros $180 millones. De ellos, $110 ya fueron incluidos en el Presupuesto 2017 y el monto restante será cubierto con ahorros de ejercicios anteriores.
La exigencia de la presentación de planes estratégicos como requisito para el financiamiento va en línea con los criterios adoptados recientemente por la Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación. Esta metodología permite identificar prioridades institucionales en las que enfocar los fondos disponibles, ordenando la administración según las necesidades de cada dependencia.