Polarizar en el interior, resorte K hacia octubre

Con la consigna “la verdadera oposición al ajuste de Macri”, la lista del Frente Córdoba Ciudadana espera traccionar votos desde el electorado de Unión por Córdoba.

La alta polarización entre Cambiemos y el kirchnerismo causó efectos en los comicios del domingo incluso en distritos donde dicha dicotomía no es la que rige en términos institucionales. La candidatura de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en la provincia de Buenos Aires exportó sus efectos polarizadores a otros puntos del país.
En Córdoba, además de garantizarle un triunfo a la lista de Cambiemos, la grieta potenció las posibilidades del Frente Córdoba Ciudadana, a pesar de sus muchas debilidades: candidatos con bajo nivel de conocimiento, falta de estructura en el interior provincial y bajo presupuesto de campaña.
El kirchnerismo tomó nota de este factor y quiere sacarle provecho en las elecciones generales de octubre. Para ello, buscará instalarse como la verdadera fuerza opositora al macrismo, relativizando los cruces entre Cambiemos y Unión por Córdoba.
Además, pretende trasladar su campaña a localidades del interior, tras verificar en el escrutinio provisorio su buen desempeño en departamentos que contaron con poco o nulo proselitismo. La buena performance de Cambiemos en los departamentos de la pampa húmeda sería el escenario buscado para abroquelar los votos opositores al oficialismo nacional.

Peronismo de la justicia social
En una entrevista publicada ayer por el diario Puntal de Río Cuarto, el capolista K Pablo Carro dejó en claro la estrategia en dos etapas del Frente Córdoba Ciudadana.
“En este primer tramo fuimos por el voto de nuestro propio espacio, tratando de asociar la lista a la figura de Cristina”, explicó Carro, agregando: “ahora vamos a mostrar que nuestro espacio puede tener una oferta más amplia desde el punto de vista electoral y que sigue con la misma idea de representar a los que fueron afectados por el ajuste del gobierno de Macri”.
Las palabras de Carro hacen referencia a la porción de electorado de Unión por Córdoba que se habría sentido atraído por el marcado perfil antimacrista del kirchnerismo cordobés, nicho que pretenden explotar en los dos meses que restan para los comicios generales. Esto fue ratificado por el candidato, quien expresó que “los votos se repartieron entre dos fuerzas”.
“Me parece que en Córdoba no hay un espacio claro para posiciones intermedias; para ser oficialista estaba Cambiemos y para ser oposición estábamos nosotros” describió sin medias tintas Carro. “La propuesta de Unión por Córdoba quedó a mitad de camino, en ese apoyo con críticas en el tramo final al Gobierno, y no resultó”, expresó.
Carro fue específico al declarar que el Frente Córdoba Ciudadana puede “tomar parte del voto de Unión por Córdoba”, lo cual justificó explicando que el oficialismo provincial “tuvo un problema de no saber contener en sus filas a un sector del peronismo opositor, el de la justicia social, que no estaba nítidamente representado por la lista de Unión por Córdoba” en referencia a los sectores que migraron del kirchnerismo al PJ Córdoba durante el último año y medio.
Además, el gremialista universitario amplió sus conceptos, explicando que buscan contener a los afectados por políticas del gobierno nacional, como “las tarifas, la inflación, las dificultades de las pymes para competir con productos extranjeros, las trabas para conseguir un trabajo o el temor a perderlo, la situación crítica que viven los jubilados”.
Una de las debilidades del armado kirchnerista en tierras mediterráneas es su falta de una red territorial que sostenga la construcción; es difícil encontrar en el territorio provincial intendentes o jefes comunales que se definan como parte de Córdoba Ciudadana.
A pesar de ello, el domingo sorprendieron los resultados en departamentos del interior donde hubo escasa militancia. En Cruz del Eje (15,18%), General San Martín (13,36%), Punilla (12,24%) y Minas (11,96%) los resultados provisorios muestran guarismos que superan en más de 1,5 puntos porcentuales el resultado provincial.
Córdoba Ciudadana quiere elevar la intención de voto en estos y otros departamentos del interior, por lo que intensificará las salidas del candidato principal, subsanando la falta de intendentes con dirigentes sociales locales. Con el lema de “la verdadera oposición al ajuste de Macri”, el kirchnerismo buscará abroquelar los votos anti-Cambiemos.