Aún la Cámara Nacional Electoral puede intervenir en lista UCR

Está pendiente un reclamo de Rossi para que se fije un sistema proporcional.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

ucr-rossiLos integrantes de la Cámara Nacional Electoral tienen en sus escritorios pendientes de resolución el reclamo de Dante Rossi para que se adopte el sistema proporcional para el reparto de candidaturas, así como la reducción del umbral fijado en el acuerdo de los partidos socios de Cambiemos.
Para evitar sorpresas en la lista que confeccionó Mauricio Macri, la dirigencia del PRO estableció reglas muy duras para que las minorías puedan acceder al reparto de candidaturas en las PASO.
El Plan Desaliento consistió en fijar un umbral muy alto (el 30 por ciento de los votos de la coalición) y otorgar, a la minoría que pueda superarlo, el cuarto lugar en la lista de candidatos. Descontado que ganaba la boleta que encabezaba Héctor Baldassi, la que se parara como rival debía, entonces, conseguir el 30 por ciento para ganar el 25 por ciento de las candidaturas.
Dante Rossi se animó pero llegó apenas a la mitad de lo exigido. Sin embargo, con el 15 por ciento todavía tiene un resquicio por donde, casi milagrosamente, podría ingresar a la lista.
Resulta que antes de la elección, Rossi protestó por esas condiciones ante la Junta Electoral de Cambiemos. Sin suerte en esta instancia, recurrió a la Justicia Electoral. Actualmente, su reclamo está en la Cámara Nacional Electoral, la que pronto emitiría su despacho.
Si los camaristas interpretan que las reglas de juego establecidas por la alianza Cambiemos tenían el propósito de limitar a las minorías, lo cual podría considerarse contrario al espíritu de las PASO, habría novedades en la lista votada mayoritariamente por los cordobeses el domingo pasado.
Como Rossi obtuvo el 15 por ciento, proporcionalmente le correspondería el sexto lugar, desplazando al juecista Walter al octavo renglón (el lilista Gregorio Hernández Maqueda pasaría al noveno y Julián Chasco sufriría la broma de quedar entre los suplentes).
El planteo rossista es que las condiciones son peores a las de la Ley Sáenz Peña, de 1912, que le otorgaba un tercio al perdedor.
Voceros de ambos grupos, el oficialista “Cambiando Juntos” y el opositor “Para la Democracia Social”, reconocieron a Alfil que aguardan la resolución de la Cámara, aunque naturalmente con distintas expectativas.
Probablemente hoy, el jefe de campaña, Orlando Arduh, se reúna con Rossi para cerrar el previsible acuerdo por el cual el secretario del Comité Central se sumará al trabajo electoral con miras a octubre. Rossi ha ratificado su pertenencia a Cambiemos pero opinando que la Unión Cívica Radical merece un mayor protagonismo en la alianza.

Mestre, muy confiado
Mientras tanto, el intendente Ramón Mestre se exhibió entusiasta en una entrevista que le realizaron en el programa Forum de Villa Carlos Paz. En ella, dijo que la diferencia entre Cambiemos y Unión por Córdoba va a ser aún más grande en octubre. Tanto, que cree que la alianza PRO/UCR va a ganar seis de las nueve bancas en discusión. Parece muy difícil, en realidad, porque para ello Cambiemos debería acercarse al 60 por ciento contra una oposición sumamente dispersa.