Una prueba piloto

La semana pasada se puso a disposición de los usuarios del streaming musical un EP titulado “AVĪCI (01)”, que incluye seis nuevos temas del deejay sueco Avicii, quien en marzo del año pasado había decidido bajarse de su promisoria carrera, luego de haber experimentado algunos problemas de salud.

Por J.C. Maraddón
[email protected]

AviciiEn marzo del año pasado, comentábamos desde esta columna la insólita decisión del deejay sueco Avicii, que había resuelto bajarse de la escena musical con tan solo 26 años. Si bien se hablaba de que esta estrella pop sufría algunos problemas de salud, nadie pensaba que podía interrumpir su carrera, justo cuando se encontraba en el momento de mayor éxito. Sus canciones sonaban tanto en las radios como en las discotecas; y su presencia en los festivales de música electrónica garantizaba una concurrencia masiva y un clima de fiesta, sobre todo entre los adolescentes que constituían el núcleo duro de sus seguidores.
Pocas veces había ocurrido que alguien se retirase así, en estado de gracia, cuando su nombre figuraba en lo más alto de las listas de ventas de todo el mundo. Pero la fama no es para cualquiera y menos cuando llega a tan temprana edad como había sucedido con Avicii. Su precoz suceso en un ámbito tan competitivo como el de los disc jockeys, lo sometió a una presión que resultó, a la larga, intolerable para la joven figura europea. Los tironeos entre las grabaciones y las presentaciones en vivo dejaron exhausto al muchachito, quien optó por escaparse por la tangente.
Atrás quedó su catarata de hits, que incluía entre los más resonantes a “Wake Me Up!”, una canción lanzada en 2013 que tuvo una repercusión mundial desmesurada. Después de lo que había sido el reinado del veterano David Guetta, quien había hecho la punta en eso de que los DJs se convirtieran en ídolos del pop, el empuje de este sueco parecía suficiente para destronar al francés y encumbrarse como el número uno entre sus pares. Cada nuevo lanzamiento suyo provocaba un terremoto en los charts y generaba la histeria de sus fans que se desesperaban por obtenerlo en cualquier formato.
Pero en marzo de 2016 apareció el comunicado en el que anunciaba su retiro. Y luego, el silencio. Sin embargo, todos recordaban que él había dicho que no descartaba la posibilidad de volver a producir material, sin que eso implicara embarcarse nuevamente en grandes emprendimientos ni en giras internacionales. A fines del año pasado, se desvinculó de quien había sido su mánager y posteó en las redes sociales la promesa de que en 2017 iba a dar a conocer un nuevo disco, algo que encendió una llama de esperanza entre los que habían quedado desolados por su deserción.
Y el momento tan esperado llegó la semana pasada, cuando se puso a disposición de los usuarios de los servicios de streaming musical un EP titulado “AVICI (01)”, que incluye seis nuevos temas, todos ellos dentro del mismo nivel al que el intérprete tenía acostumbrado a su público. En colaboración con nombres reputados de la escena actual, como AlunaGeorge o Rita Ora, este retorno permite pronosticar una incursión inmediata en los rankings de ventas, aunque no se alcance a prever cuán lejos podrá llegar si no acompaña este nuevo álbum con el siempre eficaz aliciente de las actuaciones en directo.
En las pocas entrevistas que Avicii concedió a la prensa en los últimos días, anticipó que se trata del primero de tres EPs que lanzará en los próximos meses, para luego reunir todos esos tracks en un gran disco. Será un verdadero experimento que una figura autoexiliada fuera de las luces de la escena, sostenga su vigencia sin meter nuevamente los pies en el barro. Una prueba piloto para una industria que ha condenado a los artistas a emprender giras interminables para generar sus propios ingresos, ya que lo que antes cobraban por las ventas de discos se ha reducido de manera escandalosa.