Negri se anota para 2019: “Quiero ser gobernador”

El triunfo de Cambiemos despertó las ambiciones dormidas en la UCR.

negriCon las urnas todavía calientes, Mario Negri se subió al estrado de los aspirantes a la candidatura a gobernador por la alianza Cambiemos. Hasta ahora, solía dejar correr la posibilidad entre sus voceros, pero en una entrevista con Canal 12 reconoció sus ambiciones para 2019.
El rotundo triunfo de Cambiemos ubicó a Héctor Baldassi como un precandidato a la Gobernación por dos motivos: encabeza la lista y, más importante aún, es amigo de Macri. El presidente, se sabe, es el jefe de la alianza y sus deseos son órdenes para el PRO e, incluso, los radicales.
De esta manera, a Ramón Mestre le creció un rival peligroso, pero como dijera el jefe de Gabinete, Marcos Peña, candidatos hay “un montón”. En el montón aparecen Oscar Aguad, Luis Juez y Mario Negri.
Aguad no ha dicho una palabra. Juez, en cambio, avisó que quiere volver de Ecuador para intentar por tercera vez ganar la Gobernación de Córdoba.
El que se sumó a la lista fue Negri, actual presidente del bloque de diputados nacionales de Cambiemos y una de las principales espadas políticas de Macri.
Negri, uno de los grandes ausentes en la campaña cordobesa, a la que sólo se sumó en el acto de cierre y porque venía Macri, apareció festejando el triunfo en Buenos Aires (otra vez, estaba Macri).
Ayer reconoció que le “gustaría ser gobernador”, aunque con la condición sugerida un operativo clamor. “Me gustaría ser gobernador, no candidato; esto a mí no me desespera, las candidaturas no son resultados de un capricho, cuando son resultado de un capricho no te lleva a buen camino”, consideró.
Para Negri, “hay que actuar con humildad”. “Los triunfos se construyen, no se heredan, y acá hay una elección parlamentaria”, dijo, como si estuviera dispuesto a bajarle el precio a Baldassi.
“La adhesión a Macri se mantiene. Esto no le quita mérito a Baldassi, ni a los otros candidatos. Cambiemos puede incrementar, ratificar estos resultados”, sostuvo.
“El radicalismo tiene que hablar mucho. Acá Macri no hace gobernadores, ni intendentes por obra de magia, para hacer gobierno en Córdoba hay que enamorar a los cordobeses”, agregó.
Negri comparte con los demás radicales de Córdoba la certeza de que deben centralizar a la UCR en la toma decisiones o Macri resolverá como siempre, por sí mismo.
Respecto a la campaña del peronismo, opinó que “Unión por Córdoba se equivocó pero para el diablo, esto no era una pelea con el kirchnerismo”. “Este gobierno empezó una relación con el gobierno, y después Schiaretti se bajó el auto para tirar piedras”, ironizó.
En “cuanto al peronismo, hoy no aparece nadie discutiéndole políticamente a Cristina, va a seguir generando ese modelo”, agregó.

Rossi
Al precandidato a diputado nacional por la lista “Para la Democracia Social” no le alcanzaron los votos para meterse en la nómina definitiva de Cambiemos. De todos modos, sorprendió al arañar el 7 por ciento en la elección, sólo por debajo de Héctor Baldassi, Martín Llaryora y Pablo Carro.
Ayer dio a conocer una carta pública en la que agradeció el apoyo recibido y ratificó el “disconformismo con el rol de la UCR dentro del gobierno nacional, y la predisposición para trabajar a los efectos de que el Partido que representamos no siga perdiendo identidad”.
Rossi, manifestó: “Estamos comprometidos con el cambio, que seguramente se va posar en el 2019 en esta Provincia, que cumplirá 20 años ininterrumpidos de ser gobernada por el mismo signo político. Estamos en Cambiemos, pero con nuestras ideas y valores. Vamos a defender a los que piensan que la UCR aún no ha cumplido su misión histórica, a los que creen que en Córdoba la locomotora de Cambiemos debe ser el Radicalismo, y a los que entendieron que el cambio se puede hacer mejor”.