Golpe, también al sindicalismo local

Cambiemos se impuso a la lista de candidatos a diputados de Unión por Córdoba con comodidad. Naturalmente, el peronismo redoblará esfuerzos para achicar la brecha en las elecciones legislativas de octubre. Necesitará de todos sus hombres, incluidos la dirigencia sindical que ha mostrado un rol opositor desde que Mauricio Macri asumió, a diferencia del Ejecutivo provincial que priorizó el diálogo.

Dirigente sindical: El triunfo de Cambiemos se vivió con preocupación en el sindicalismo cordobés. Las dos centrales que conviven en la provincia unificaron el discurso contra la administración nacional y actuaron en consecuencia, en sus documentos y también en la Legislatura donde tienen representantes.

Periodista: Correcto. Pero como actores políticos, supongo que fijarán posición por los resultados…

D.S.: Más que posición, deberán salir a jugar a fondo.

P.: Las relaciones entre el líder de la CGT Córdoba, José Pihen, con el gobernador Juan Schiaretti fueron tensas en este último tiempo…

D.S.: Pero, ahora, tienen un rival común. No puede haber grises, al menos mientras dure la segunda ronda de campaña. Habrá reuniones. Ya verá.

P: Otra vez, el movimiento obrero divido.

D.S.: Claro, no podía ser de otra forma. La CGT de Mauricio Saillén apoya abiertamente al kirchnerista Pablo Carro.