Campaña quirúrgica de PRO-UCR para último tramo

Los candidatos de Cambiemos concentraron sus últimos esfuerzos en dos departamentos clave: Colón, donde la coalición tiene la obligación de retener los votos; y, San Justo, enclave peronista que impone la necesidad de achicar distancias con UPC. Trabajo de campaña final pensado en las lecturas poselectorales.

Por Yanina Passero
[email protected]

cambiemosLos dirigentes de Cambiemos en Córdoba se preparan para ser el centro de la atención nacional porque, otra vez, el presidente Mauricio Macri eligió el bastión mediterráneo para pedir en vivo y en directo un nuevo voto de confianza, antes de la veda por las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO). La víspera del acto de esta tarde no fue desaprovechada y los candidatos concentraron esfuerzos en dos departamentos que monopolizarán las lecturas posteriores a la primera etapa electoral, entendida como la madre de todas las encuestas.
El cabecilla de la boleta, el macrista Héctor “La Coneja” Baldassi dedicó la jornada completa a recorrer varias localidades del departamento Colón. En las redes sociales, como es habitual, el candidato subió postales fotográficas de su visita a Mendiolaza, Villa Allende y Saldán.
Sin salirse del libreto, Baldassi caminó con vecinos, visitó una escuela de fútbol infantil y recorrió el mercado de abasto de la ciudad gobernada por su par famoso, el golfista Eduardo “El Gato” Romero.
El corredor de Sierras Chicas debería considerarse como zona amiga: primero, porque Baldassi es nacido y criado en la región, incluso su domicilio oficial está radicado en Salsipuedes; segundo, porque la sociedad radical-macrista logró consolidar su influencia en cada turno electoral de la zona, con algunas excepciones.
Como se señaló desde estas páginas, la boleta de Cambiemos no incluyó a dirigentes de la “pampa sojera” cordobesa, situada al sur de la provincia. Por el contrario, el origen de los candidatos anticipaba que la apuesta fuerte se concentraría en Capital, Colón y la zona norte de la provincia.
Y, ante semejante objetivo, la coalición que responde al oficialismo nacional no puede permitirse una merma en la cosecha de votos de comicios anteriores. La vara quedó alta y el peronismo también concentra sus esfuerzos en el radio. Cabe recordar que el jefe de campaña de Unión por Córdoba, el intendente de La Calera, Rodrigo Rufeil, no descuidará su zona de influencia, tampoco los jefes comunales del PJ que retienen ciudades importantes como Saldán, Colonia Caroya o Unquillo, por ejemplo.
El departamento San Justo concentró las acciones proselitistas finales. Otro pelotón de candidatos de Cambiemos desembarcó en bastiones peronistas, entre ellos San Francisco, fuertemente identificado con Martín Llaryora, el candidato que abre la boleta de UPC.
La actual diputada radical, Soledad Carrizo; el intendente en uso de licencia de Jesús María, Gabriel Frizza; el juecista Walter Nostrala y el macrista que jugó de local, Luciano Stoppani, brindaron entrevistas a los medios de la ciudad cabecera del departamento y siguieron la rutina clásica de la campaña.
Como era de esperarse, llegaron con algunas críticas a la gestión schiarettista con el objetivo de esmerilar el poderío de UPC en las ciudades del este provincial.
“Mauricio Macri es el presidente que más recursos ha volcado, y en poco tiempo, a la provincia de Córdoba”, aseguró Frizza, agitando los contrapuntos por fondos con la Provincia. También reprochó la falta de obras hídricas ante productores agropecuarios. Discurso ajustado al auditorio.
La campaña quirúrgica que Cambiemos montó horas antes del cierre anticipa la importancia que darán al análisis cualitativo de resultados surgidos del voto directo. En Colón, la coalición debe ratificar su crecimiento; pero, en San Justo, el objetivo está puesto en achicar los márgenes de una derrota de manos del peronismo. Si se registra un mínimo crecimiento se estaría en condiciones de asegurar dónde será la batalla más fuerte de cara a las elecciones legislativas de octubre.
De todas formas, bastiones electorales importantes como Río Cuarto o el departamento Calamuchita no quedaron fuera de cobertura. Los responsables de la recorrida por las áreas comentas fueron los radicales Diego Mestre y Brenda Austin, respectivamente.