Crecimiento económico heterogéneo, pero crecimiento al fin

“Esta recuperación económica que costó en llegar, presenta el problema de ser muy heterogénea. Mientras la industria metalmecánica creció más de un 15% comparando junio del 2017 contra junio del 2016, la industria textil cayó un 4%”.

Por María Cayre
[email protected]

Comenzando el primer mes de la segunda mitad del año, recibimos varias noticias importantes para todos los argentinos. Realmente estamos creciendo, de manera dispareja pero creciendo.
La semana pasada, el ahora más creíble INDEC publicó los números del Estimador Mensual Industrial (EMI) para junio.Este informe técnico mide mes a mes la evolución de los principales rubros industriales en volumen físico. El EMI publicó un acumulado anual con una variación de 0% respecto al acumulado del año anterior, lo cual significa que, en su conjunto, en el primer semestre del 2017 la industria produjo el mismo volumen que en el primer semestre del 2016. Sin embargo, la comparación entre junio del 2017 con respecto ajunio de 2016 arrojó un 6,6% de aumento, un incremento significativamente sólido en comparación de las mejorías que veníamos observando.
El problema con esta recuperación económica que costó en llegar, es su gran heterogeneidad. Decirle a un empresario del sector textil o de la industria láctea que estamos creciendo, sería la causa probable de que recibamos algún improperio. Lo cierto es que algunos sectores industriales aún están pasando un momento difícil, al igual que el consumo en general, pero el despegue de la economía en algunos sectores, como maquinaria agrícola, metalmecánica, el sector del agro y el de la construcción arrojan números cada vez más sólidos. Por ejemplo, en este último informe del EMI sólo la industria textil disminuyó en relación con el mismo mes del año pasado, mientras que todos los demás subsectores de la industria arrojaron un aumento en su producción (cabe mencionar que julio del 2016, no fue un buen mes para la industria, por lo cual el punto de comparación es bajo).
Analizando el EMI más detalladamente podemos ver los siguientes crecimientos en relación a junio del 2016: los productos minerales no metálicos crecieron un 18%; la industria metalmecánica (excluyendo la automotriz) creció un 15%; la automotriz también lo hizo en un porcentaje cercano al 15%; la industria del tabaco 15,4%; los productos de caucho y plástico lo hicieron en 9,5%; la edición e impresión en un 8,9%. Luego le siguen la industria química (5,4%); el bloque de papel y cartóny la industria alimenticia por arriba del 3% cada una; y las industrias metálicas básicas y las relacionadas al petróleo crecieron pero en menor proporción. La industria textil fue la única que produjo menos (en el agregado) que en el mismo mes del año pasado, cayendo 4%.
Otros dos datos interesantes salieron a la luz esta semana de la mano del organismo de estadísticas nacionales: por un lado, una leve recuperación de los salarios reales, y por el otro, un sólido número en el crecimiento de la construcción. En relación al tema de los salarios, se informó que los salarios generales de la economía arrojan un crecimiento del 11,3% en el acumulado de los primeros cinco meses del año, mientras que la inflación acumula 10,7% durante el mismo período. Esto implica una leve recuperación de los salarios reales de la economía (el salario alcanza para comprar una pizca más). Este dato de recuperación del salario real se calcula sobre todo el empleo, tanto el registrado como el privado no registrado. Por otro lado en relación a la construcción, el INDEC realiza un informe que se denomina Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción que calcula la evolución del sector, el cual arroja un aumento del 17% respecto de junio del 2016 y un acumulado anual de 7,1% respecto al año pasado. Si bien la construcción fue fuertemente apuntalada por la obra pública en su primer momento, en el desagregado se comienzaa ver un gran dinamismo de aquellos materiales que son propios de la obra privada y que se están sumando fuerte a apuntalar al sector.
Si bien el sector industrial es solo una parte de la economía, su repunte es sumamente importante, sobre todo para una provincia con una gran matriz industrial como Córdoba. El 24 de agosto el INDEC publicará un nuevo informe del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) con los datos relevados de junio. En el EMAE se analizan, no solo los números de la industria, sino también el de todos los grandes agregados de la economía. Veremos entonces si estos brotes verdes, que ya están dejando de ser brotes y se están consolidando en la industria, se replican en los demás sectores económicos y con qué fuerza lo hacen.