Fondos y elecciones unen a los gobernadores PJ

Los mandatarios provinciales peronistas tuvieron su cónclave en la ciudad de Buenos Aires. Resolvieron unificar posiciones ante la convocatoria de la Corte Suprema por el “fondo del conurbano”. Ratificaron estrategia común para elecciones de este año.

Por Marcos Duarte

gobernadores-pjLa renovada liga de gobernadores justicialistas mantuvo ayer un nuevo encuentro. El primer dato es auspicioso para los convocantes: hubo nuevas incorporaciones que se sumaron a los miembros iniciales que fundaron el espacio allá por marzo de este año en la casa de Entre Ríos de la ciudad de Buenos Aires.
A la primera reunión, realizada cuando todavía resonaban los ecos de la discusión sobre la frustrada reforma al impuesto a las ganancias, asistieron Gustavo Bordet (Entre Ríos), Domingo Peppo (Chaco), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Juan Manzur (Tucumán), Lucía Corpacci (Catamarca), Sergio Casas (La Rioja) y el cordobés Juan Schiaretti. El sanjuanino Sergio Uñac no asistió a la cumbre fundacional por encontrarse fuera del país, pero se lo consideraba parte del grupo.
En esta oportunidad, se sumaron Juan Manuel Urtubey (Salta), GildoInsfrán (Formosa), Hugo Passalaqua (Misiones) y Carlos Verna (La Pampa). Además, estuvieron presentes los vicegobernadores de Santiago del Estero, José Neder, y de Santa Cruz, Pablo González.
La ausencia sorpresiva estuvo a cargo de Mario Das Neves. El chubutense había sido uno de los animadores de este encuentro, pero, a último momento, arguyó una reunión de emergencia con el ministro Rogelio Frigerio por temas de su distrito.
La asistencia masiva tiene varias explicaciones. La principal es de orden institucional ya que la Corte Suprema de Justicia de la Nación anunció que convocará a los mandatarios provinciales a una ronda de consulta sobre el reclamo que hiciera María Eugenia Vidal en torno a la actualización del llamado Fondo del Conurbano bonaerense.
La demanda de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires tiene que ver con eliminar el tope que se fijó al monto del fondo, 650 millones de pesos, en el año 1996. Para Vidal, ese límite es inconstitucional.
Los mandatarios reunidos decidieron solicitar una reunión con el presidente del máximo tribunal y plantear su posición en conjunto. En principio, transmitirían que, si bien comparten el fondo del reclamo bonaerense, no aceptarán disminución de los fondos que les tocan por coparticipación para financiar el incremento que surgiría en caso de que se admitieran los argumentos de Vidal. “Si María Eugenia Vidal recibe un 10% más la carga debería ser absorbida por la Nación y no por el resto de las provincias”, sostuvieron los voceros del grupo.
Los asistentes a la cumbre de la casa de Entre Ríos dejaron concluyeron en que el tema se debe tratar en el congreso o, como alternativa, incorporar en la decisión judicial una propuesta de financiamiento que no afecte sus derechos. Esto implicaría que la nación se haga cargo de la erogación pertinente.
“No se le puede sacar a todos para darle a uno sólo, además que no sé está poniendo en la mesa todos los subsidios que recibe el Conurbano”, afirmó Juan Schiaretti. En el mismo sentido, sostuvo que el resto de los gobernadores, particularmente los alineados con el oficialismo nacional, deben dar su opinión sobre el tema.
Además, ratificaron su voluntad de participar como bloque de una futura reorganización del Partido Justicialista. Juan Schiaretti, Gustavo Bordet y Juan Manuel Urtubey, voceros del espacio, confirmaron que jugarán en este escenario y redujeron la candidatura de Cristina Kirchner a “una cuestión de la provincia de Buenos Aires”.
Algunos gestos ratificaron que la intención de conformar un bloque político va más allá de las palabras. Por un lado, la presencia de Miguel Pichetto en la reunión es más que suficiente para confirmar que hay tratativas avanzadas que involucran el reordenamiento de los bloques legislativos peronistas.
Además, el apoyo que los reunidos le brindaron a Camau Espíndola, aspirante justicialista a la gobernación de Corrientes y a José Neder, peronista aliado al santiagueño Gerardo Zamora, deja entrever que piensan jugar fuerte en el calendario de elecciones provinciales previstas para este año.
Los gobernadores peronistas dieron una nueva señal en el sentido de constituirse como un actor autónomo dentro de la escena política argentina. El liderazgo del grupo quedará para después de las elecciones de octubre cuando, números en mano, se dirima la potencia política de cada uno.