PJ municipalizó la campaña (intendentes a la caza de votos)

Mediante distintos spots difundidos localmente, Martín Gill, Igancio Aresca, Rodrigo Rufeil y Juan Manuel Llamosas, piden a sus vecinos que voten por Martín Llaryora. La apuesta de Unión por Córdoba es fortalecer la imagen del primer candidato en los principales distrito del interior provincial.

Por Yanina Soria
[email protected]

Una parte muy importante de la estrategia de campaña electoral que lleva adelante el peronismo cordobés con mira a las legislativas de este año, recae sobre la espalda de los dirigentes del interior.
La composición de la boleta con que Unión por Córdoba (UPC) le hará frente el 13 de agosto a la lista local del presidente Mauricio Macri, es una muestra acabada del peso y responsabilidad que el partido le asignó a los intendentes, jefes comunales, legisladores departamentales, entre otros hombres del PJ, que habitan por fuera de los límites de la Capital cordobesa. La nómina de aspirantes a la Cámara Baja se completó, en su mayoría, con dirigentes que representan los distintos puntos cardinales, entre ellos, hay cinco intendentes.
Dentro del peronismo consideran que en un escenario de paridad electoral la pelea será voto a voto, una situación que se acentuará aún más hacia el interior donde el resto de las fuerzas políticas que buscan terciar en la pulseada electoral, tienen muy poco presencia.
Por eso, en el diagrama del armado territorial del oficialismo cordobés, la consigna de trabajo que puso el comando de campaña fue afianzar los candidatos de UPC en las localidades que gobierna el peronismo y robustecer su presencia en aquellos sectores del mapa que hoy están pintados de amarillo y rojo.
El principal desafío –reconocen- es penetrar en el Gran Córdoba donde justamente se concentra el 60 por ciento del electorado y cuyas ciudades más importantes responden políticamente a Cambiemos.
Ahora, a diez días de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), UPC salió con una fuerte estrategia de municipalización de la campaña. Pegar la imagen del primer candidato Martín Llaryora a los referentes locales mejor posicionados, es la gran apuesta.
Justamente la idea es que los intendentes y jefes comunales de los distritos departamentales que maneja el peronismo, refuercen la figura del vicegobernador. Por eso, desde hace unos días, se difunden localmente distintos spot donde las máximas autoridades aparecen pidiendo el voto para el sanfrancisqueño.
Una movida que inició hace algunas semanas el propio gobernador Juan Schiaretti cuando le solicitó a los cordobeses que para revalidar su gestión al frente de la Provincia, acompañen la lista que encabeza Llaryora, secundado por la secretaria de Equidad y Promoción del Empleo, Alejandra Vigo; el titular de la Agencia Córdoba Joven, Paulo Cassinerio; y el legislador delasotista Daniel Passerini, entre otros.
Luego, el mandatario cordobés subió la apuesta y dijo públicamente que al gobierno nacional –principal contrincante electoral de UPC en Córdoba- había que aplicarle “un voto correctivo”.

Intendentes actores
En esa misma línea se los escucha en los distintos spot proselitistas a los intendentes PJ.
Siguiendo una misma estética televisiva y también discursiva, aparecen en un rol actoral Martín Gill de Villa María, Ignacio García Aresca de San Francisco, Rodrigo Rufeil de La Calera y Juan Manuel Llamosas de Río Cuarto.
Los cuatro jefes comunales les piden a sus ciudadanos que voten a Llaryora para “garantizar la defensa de los intereses de Córdoba en el Congreso”.
Para el resto de los intendentes, se imprimió cartelería que se colocó en la vía pública de cada localidad en las que se los ve junto al Vicegobernador (ahora en uso de licencia) y se armaron flyers (que hoy reemplazarían los tradicionales volantes) para las redes sociales.
Estas acciones se complementan con las tareas propias de la campaña que le fueron señaladas a los distintos dirigentes del interior como movilizar la tropa, caminar de punta a punta los departamentos asignados, preparar los actos para recibir a los candidatos, etc.
Por otro lado, el fin de semana pasado, reapareció públicamente el ex gobernador José Manuel de la Sota quien, mediante un video replicado entre la militancia y dirigencia peronista, apoyó el concepto medular que reivindica Schiaretti como es la lucha contra el centralismo porteño y también pidió el respaldo electoral para lista del PJ. “El triunfo de Unión Por Córdoba es el triunfo de Córdoba y es el triunfo de la Argentina”, señaló.