La nueva “62 organizaciones” pasa en 2017: apunta a 2019

La construcción se viene armando desde hace casi dos años. Llevó su tiempo, como puede advertirse, aunque la demora valió la pena, al menos para sus mentores.

El viernes pasado, en el centro de eventos del Dinosaurio Mall, tuvo su nacimiento formal las “62 organizaciones peronistas de Córdoba”, un armado gremial de nítida filiación partidaria que ha generado un verdadero revuelo en el sindicalismo mediterráneo. Esta construcción reconoce al secretario general de SUVICO, Gustavo Pedrocca, como su líder y cuenta también como ideólogo y principal armador al conocido abogado penalista Ricardo Moreno.
La sede del encuentro, el ampliado centro de eventos del Dinosaurio Mall, se vio desbordada por las “imprevisiones” de los organizadores. Anunciaron la presencia de cerca de 30 gremios de peso como conformación inicial de la organización, pero terminaron participando 41 gremios con la presencia, no de militancia sino de cuadros sindicales, que en muchos casos fueron secretarios generales.
La construcción se viene armando desde hace casi dos años. Llevó su tiempo, como puede advertirse, aunque la demora valió la pena, al menos para sus mentores. Cayó en las vísperas de las PASO pero para esta emergencia electoral no tendrá incidencia ni filiación. Pero sí para las presidenciales de 2019, con expectativas de máxima de recuperar el tercio histórico que el peronismo adjudicó a la rama gremial.
Los temblores que se advirtieron, después del viernes, en el tinglado sindical de Córdoba están directamente relacionados a la dispersión del gremialismo local (también nacional), que sobrevinieron a los ocho años de Cristina de Kirchner en el poder y la irrupción del PRO en la Casa Rosada. Esta diáspora gremial replica, también, la dispersión del peronismo partidario, con dirigentes peronistas y gremialistas casi en todas las listas que compiten en la provincia de Buenos Aires y los principales centro industriales del interior del país.
El resultado está a la vista, y la otrora “columna vertebral” del peronismo es hoy más bien un organismo invertebrado, siguiendo el lenguaje de Juan Perón para definir su movimiento. La rama femenina se puede dar por bien paga con el cupo para las mujeres, pero los que quedaron sin cupo han sido los sindicalistas, que hacen cuentapropismo con los principales referentes políticos, negociaciones punto a punto y sin estructurar un colectivo de participación y reclamo sectorial.
El primer orador del encuentro fue Ricardo Moreno, quien lanzó la primera admonición: “Que sepan las autoridades del PJ cordobés que nace un espacio político gremial en el peronismo que va a pelear por los espacios que le corresponden a la rama gremial del partido”. También hablaron Víctor Taborda (Remiseros), Horacio Valdez (secretario del Interior de la conducción nacional de las 62 Organizaciones, muy nombrado para llegar al máximo cargo nacional) y cerró Gustavo Pedrocca (Suvico) con la sentencia: “Nace un nuevo gremialismo en Córdoba con la consigna de trabajar para unificar las dos CGT”.
Como dato curioso, los organizadores del encuentro anotaron la presencia para “informarse” sobre el acto, de los dirigentes del PRO Zoher El Sucaría y avier Pretto, de la kirchnerista Gabriela Estévez y del ex K Martín Fresneda.