¿Quién asesora a Tapia?

AFA está consiguiendo lo imposible: que a Argentina la FIFA le sea clemente y le restituyan los puntos a Bolivia por Eliminatorias, acción que perjudica a Chile, rival directo por la clasificación a Rusia 2018. Ya le condonaron la sanción a Messi. Todos triunfos de la nueva conducción.

Por Federico Jelic

De no creer. Críticos acérrimos, denostadores seriales, despotricadores y enemigos de Claudio Tapia y la nueva conducción de AFA van a tener que callarse la boca y aplaudir por lo bajo. Seguramente miles de aspectos deberán solucionar en los escritorios pensando en la Superliga y la deuda de los clubes, sin embargo, estuvieron finos en los detalles a  nivel internacional, representando los intereses de la selección Argentina, y todo indica que los dos tiros le salieron certeros al estilo Robin Hood en los bosques de Nottingham.
¿Se acuerdan cuando se decía que Lionel Messi no iba a jugar más en Eliminatorias, por insultar al juez de línea brasileño, ante Chile? Bueno, no estuvo ante Bolivia y ahora el DT Jorge Sampaoli lo podrá utilizar en los cuatro escalones que quedan para llegar a Rusia 2018. Sin embargo, lo más trascendente es el haber logrado revertir un fallo de FIFA. El TAS recién se pronunciará oficialmente el 7 de agosto, pero incluso desde Chile manejan la misma sanción: le restituirán los puntos a Bolivia merced del reclamo legal de Argentina, y por ende, el combinado nacional queda ubicado en zona de clasificación directa. Con Armando Pérez al frente de la Comisión Normalizadora de AFA, estos dos incidentes terminaron impactando negativamente. Y con el “Chiqui” hoy vemos victorias en los vericuetos legales, en el momento más oportuno. A sacarse el sombrero.

Con Pérez, nada
Sin dudas hay algunos criterios que hacen suponer que a Armando Pérez no le dejaron pasar una, incluso desde el seno interno de la AFA intervenida. Pero nada. No tuvo adhesiones ni en su despacho, ni en CONMEBOL y mucho menos con FIFA. Giani Infantino, máxima autoridad del organismo de la pelota, siempre destacaba el trabajo del presidente de Belgrano en tratar de normalizar el incendio voraz que quedó tras la muerte de Julio Grondona y la acefalía después de la renuncia de Luis Segura. Pero nunca más le tiró un centro como se dice en la jerga futbolera.
Nada le salió bien. Ni la elección del DT Edgardo Bauza. Sin embargo, mientras preparaba su salida con el llamado a elecciones, llegaron dos estocadas letales: Primero tuvo que ver con que el ente Sudamericano (hoy dominado por el “eje del Pacifico” Chile, Perú, Colombia y Ecuador) y su apoyo al castigo a Bolivia, por la inclusión indebida del jugador Cabrera,  paraguayo naturalizado del altiplano. FIFA los respaldó: como consecuencia, a Bolivia le dieron por perdido los partidos que había ganado y empatado (ante los incaicos y los trasandinos, respectivamente) y entonces, Argentina quedaba ubicada en la vergonzosa zona de repechaje para llegar  a Rusia.
Y cuando se anda en la mala, sólo se atraen cosas peores: un operativo de prensa armado por la CONMEBOL, con imágenes del partido ante Chile fueron motivo de denuncia contra Messi, por refrendar epítetos contra un árbitro. Vaya lío se armó: al árbitro del partido le pidieron 48 horas después que ampliara un descargo que nunca había hecho y al astro de Barcelona no le permitieron jugar contra Bolivia. ¿Resultado? Paliza 2 a 0, como siempre ocurre cada vez que se enfrentan en los 3600 metros de altura de La Paz, desnudando lo inerme y desprotegido del equipo sin la presencia de la “Pulga”. Cuatro fechas de penitencia: recién iba a estar disponible en la última jornada, ante Ecuador, en Quito y sus 2600 metros sobre el nivel del mar.

Apelando
Pérez nunca logró buenas migas en CONMEBOL. De hecho, en la última asamblea realizada en Bogotá Argentina perdió presencia representación en FIFA después de 28 años, porque Infantino designó al colombiano Ramón Yesurún Franco en su lugar. Inaudito.  Mientras el hombre de los cosméticos se sacaba fotos con el suizo-italiano para mostrarle orgullosamente a sus amigos, por detrás sus pares continentales le armaron la encrucijada.
Por eso no había tantas expectativas en revertir el fallo de FIFA a favor de Bolivia. El presidente de la ANFP de Chile, Arturo Salah, quien se había convertido en un hombre poderoso en los últimos tiempos, pisando fuerte en Sudamérica, no dejaba margen a ello a base de alianzas y tretas.
Pero había luz al final del horizonte. Todos relativizaban las influencias de Tapia pero se supo rodearse eficazmente, no con adláteres de AFA sino con abogados en FIFA que supieron rendirle pleitesía a Grondona. Apostó al Tribunal de Ética y logró hasta el momento rebatir la sanción a Messi: el Tribunal de Disciplina entendió que los argumentos enumerados por la defensa de Argentina fueron convincentes como para otorgarle un indulto y  apenas una fecha de sanción, cumpliendo la misma ante Bolivia. Es decir, ante  Uruguay y hasta el final del camino a Rusia, el ídolo de Barcelona puede estar en cancha libre de culpas. Solo falta lo de los puntos a Bolivia como para descorchar y brindar.  Y todo indica que podría tener final feliz para AFA.

Mi querida Bolivia
De acuerdo a la información filtrada, Chile y Perú no podrán hacer pesar la sanción sobre Bolivia, porque el reclamo fue dos meses posteriores al partido y no 48 horas después como indica el reglamento. Es decir, se planteó en plazos vencidos, y no tendría vinculación el apoyo de CONMEBOL. Apoyaron a Argentina y a Bolivia las confederaciones de Colombia, Ecuador, Paraguay y Uruguay, que también juntan moneditas y puntos para llegar a Rusia. Una concordia necesaria en el momento preciso.
Solo resta la sentencia final, que se conocerá el próximo 7 de agosto, con los fundamentos utilizados. Pero una vez que se filtra la información, rara vez cambia de costado. Parece ser nomás que  Tapia y sus asesores se sumarán una nueva medalla, en apenas cuatro meses y medio de gestión: alivianar la sanción a Messi y que Argentina quede en zona de clasificación directa a Rusia 2018. Contra todos los pronósticos.
Y pensar que a Pérez le hicieron la vida imposible, dentro y fuera del país, al punto que todo parece ser orquestado por un complot  de proporciones por todas las partes involucradas. Lo positivo es que Argentina recupera solidez jurídica para discutir fallos y litigios en AFA, como en la época de Grondona. Y guste o no, será Tapia quien recoja las flores y los laureles en estas batallas cruciales con la Selección Argentina desde el otro sector de la cancha.