Inversión preventiva: Provincia refuerza en seguridad

El Gobierno busca escudar anticipadamente uno de los puntos espinosos de la gestión: la inseguridad. Quieren evitar que, como con la pobreza, el tema se cuele en la campaña.

Por Yanina Soria
[email protected]

La campaña cordobesa registró esta semana quizá uno de los momentos de mayor tensión electoral entre el peronismo provincial y Cambiemos. Los cruces entre el gobernador Juan Schiaretti y el presidente Mauricio Macri en el aeropuerto cordobés días atrás, fueron solo el comienzo del fuego cruzado que luego siguió el cordobés y que replicaron desde Balcarce al 50.
El mandatario provincial embistió sin titubeos contra la gestión nacional, le reclamó fondos adeudados para Córdoba, mayor reparto de los recursos y criticó algunas de sus políticas. El contragolpe no tardó en llegar y se sintió con fuerza en uno los puntos más embarazosos para el gobierno de Unión Por Córdoba (UPC), la pobreza en la provincia. Los números del flagelo social se colaron de lleno en la campaña y derivaron en fuertes cruces interdistritales.
Primero, Schiaretti dijo que los datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) eran una “vergüenza”. Se refirió a los índices que revelaron que la pobreza fue de 40 puntos porcentuales en el último semestre del año pasado y también a la proyección que trascendió realizada sobre las bases del primer trimestre del año, que arrojó un índice de 29 por ciento para el Gran Córdoba. El mandatario arremetió contra ello y dijo que la Provincia está trabajando en su propia medición.
Desde el Instituto nacional respondió su titular, Jorge Todesca, quien directamente solicitó la renuncia al responsable de Estadísticas de Córdoba. El Gobernador, le retrucó más tarde y volvió a insistir con que los números del INDEC son incorrectos.
Lo cierto es que en el día después de esa polémica, la Provincia apostó a otra foto: la del playón frente al Panal repleto de camionetas cero kilómetro que serán incorporadas a la fuerza de seguridad de Córdoba. Schiaretti presentó desde el Centro Cívico las nuevas adquisiciones en el marco del Plan Integral de Seguridad Ciudadana y Prevención del Delito. Entregó cinco mil chalecos antibalas y 200 camionetas doble cabina, con una inversión total de 139 millones de peso, dijo.
La estrategia política detrás de esa acción institucional fue clara y contundente, escudar anticipadamente otro de los aspectos espinosos para el gobierno cordobés: la inseguridad.
La apuesta será contrarrestar con datos concretos de la inversión realizada en esa materia, los golpes que puedan llegar desde los contrincantes y atenuar los posibles efectos electorales.
Desde el Panal tienen muy en claro que en cualquier encuesta que mida las principales preocupaciones que tienen los cordobeses, la inseguridad figura en los primeros lugares.
La discusión por los números de la pobreza ya se coló en la campaña; el peronismo provincial se esforzará ahora por evitar que ese escenario se repita con este otro punto.
Y así quedó plasmado en las declaraciones que ayer hizo el mandatario provincial: “tenemos un plan que avanza paso a paso y este trabajo requiere del esfuerzo de todos para torcer el brazo de la delincuencia. El trabajo, por un lado, de un Gobierno que escucha y responde; pero también de una sociedad que se compromete y coopera. Hoy podemos afirmar con seguridad que estamos contribuyendo con esta realidad que queremos, que estamos trabajando en conjunto y haciendo todo lo necesario”.

Refuerzo en el interior
Inmediatamente después del acto que presidió el propio gobernador Schiaretti en la capital cordobesa, se realizaron otros en distintas ciudades del interior provincial donde el ministro de Gobierno, Carlos Massei, distribuyó los móviles nuevos. Estuvo en Jesús María, Ischilín, Carlos Paz, entre otros.
El funcionario explicó que se trata de la segunda tanda de patrulleros de los 450 adquiridos por el Gobierno de Córdoba en 30 días. Informó además que de las 200 nuevas camionetas, 106 irán al interior y 94 quedarán para la Capital, y anticipó sin mayores precisiones que, en breve, se llamará a licitación para la compra de otros 200 más.