Ingenierías implementa el Sistema de Reconocimiento Académico

La Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales inició la implementación del Sistema Nacional de Reconocimiento Académico (SNRA).

Por Gabriel Osman
[email protected]

La Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales inició la implementación del Sistema Nacional de Reconocimiento Académico (SNRA). El mismo consiste en un sistema de créditos académicos a través del cual se lograría una readecuación de los planes de estudio de sus carreras de ingeniería. El objetivo es disminuir el tiempo real de cursado, el que debería ser de cinco años, aunque la realidad muestra otra cosa. Esta situación, señalan, se observa en casi todas las ingenierías del país.
La reforma educativa impulsada por el oficialismo es resistida por las centrales gremiales no docentes. La principal causa de esta oposición es que, según consideran, redundará en la supresión de cargos docentes. En Ingenierías aseguran lo contrario.
Los principales cambios analizados consisten en disminuir la cantidad de asignaturas, sin modificar ni la carga horaria total ni los contenidos que conforman el perfil profesional. Desde la Facultad afirman que esto no implicará la supresión de cargos docentes (principal preocupación de las centrales gremiales y causa primordial de sus ataques a la implementación del SRNA), sino que, por el contrario, permitirá reasignar más docentes a cada asignatura, con la consecuente mejora en las condiciones de enseñanza.
Ahondemos. Los nuevos planes de estudio se basan en competencias y son ponderados en unidades RTF (Reconocimiento de Trayecto Formativo). Las ingenierías tendrán 300 RTF, los que equivalen a unas 3600 hs. de carga horaria. Un RTF es una medida del esfuerzo necesario para que un estudiante alcance la aprobación de una materia, planteándose desde la visión del estudiante y no desde la del profesor.
Estas carreras (las ingenierías) han adherido al SNRA (Sistema Nacional de Reconocimiento Académico), mecanismo análogo al de equivalencias, aunque más ágil y objetivo. El SNRA –señalan- mejorará la inclusión y la movilidad estudiantil, disminuyendo costos y desarraigo, dos importantes causas de deserción.
El proyecto encuentra apoyo en la gestión de Hugo Juri, posibilitando la puesta al día de las estructuras universitarias. La Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), y el Consejo Federal de Decanos de Ingeniería (CONFEDI), adoptaron algunas de estas iniciativas, estando CONFEDI desarrollando nuevos estándares de acreditación, basados en estos conceptos.
Además, otro cambio abordado es el régimen de correlatividades, ya que el actual se evidencia poco flexible, siendo una importante causa de demora en la graduación.
Se pretende, además, incorporar certificaciones intermedias, que brinden salida laboral a quienes por diversas razones, no alcancen su graduación como ingenieros. Se trata de recursos humanos bien calificados, carentes de la legítima certificación de sus aptitudes.
Desde la Facultad señalan que “este cambio aporta oportunas respuestas tanto a nuestros estudiantes como a la Sociedad que sostiene nuestro sistema de Educación Superior.”