Gremios docentes vs. créditos académicos: inicia la batalla

Las dos principales centrales gremiales de la docencia universitaria publicaron sendos documentos, donde atacan la política universitaria de Cambiemos y, en particular, el sistema de reconocimiento de trayectos académicos.

El reconocimiento de trayectos académicos es la columna vertebral de la reforma académica que el rector Hugo Juri quiere instaurar
en la UNC.

Julio es, tradicionalmente un mes tranquilo en términos de la política universitaria. Sin embargo, no ha sido el caso de este año, puesto que las fichas se están moviendo en el tablero político de las universidades nacionales.
Por un lado, la campaña electoral desencadenó la salida de los titulares del ministerio de Educación y de la Secretaría de Políticas Universitarias, donde Esteban Bullrich y Albor “Nikki” Cantard cedieron sus lugares a Alejandro Finocchiaro y Danya Tavela, respectivamente, para ser candidatos en sus distritos.
En el plano gremial, mientras tanto, la mayoría las centrales docentes cedieron en la negociación paritaria y aceptaron la enésima propuesta del Gobierno, cerrando el capítulo salarial del 2017. De manera inmediata, las diferencias gremiales parecen evaporarse con un nuevo objetivo: atacar las reformas planteadas por Cambiemos para la educación en general y las universidades en particular.
Con sendos documentos, Conadu y Conadu Histórica han abierto el fuego contra el Plan [email protected] del Gobierno y, en particular, contra el Sistema Nacional de Reconocimiento Académico de Educación Superior. Esta iniciativa, conocida como créditos académicos, nació por iniciativa del rector de la UNC, Hugo Juri, y se ha convertido en uno de los principales objetivos a vencer para el sindicalismo docente.

Segundo semestre
Las centrales gremiales de la docencia universitaria han dado por concluida la negociación salarial de este año: tanto aquellas que aceptaron la propuesta del gobierno (Conadu, Fedun, Fagdut, Ctera y UDA), como Conadu Histórica, que tal como hizo durante la mayor parte de la década kirchnerista, no firmó el acuerdo pero tampoco mantendría el eje de protesta.
Sin embargo, con una clara alineación opositora al gobierno que encabeza Mauricio Macri, las principales centrales han comenzado sin demoras sus ataques contra aspectos no salariales de la política educativa y universitaria de Cambiemos.
Los congresos extraordinarios de Conadu y Conadu Histórica fueron el escenario en el que estas dos centrales, que representan a más del 80 por ciento de la docencia universitaria del país, comenzaron a instalar la discusión.
Las críticas están dirigidas, en primer lugar, al Plan [email protected], una serie de objetivos relacionados a la educación que el macrismo quiere convertir en ley. Si bien hasta el momento no se ha ingresado ningún proyecto a las Cámaras, el borrador difundido ha sido suficiente para despertar el encono gremial.
Una buena parte de los reproches tienen por objeto los postulados relacionados al desarrollo del Sistema Nacional de Reconocimiento Académico de Educación Superior (SNRA), popularmente conocido como “sistema de créditos académicos”. La instauración de este sistema fue una de las primeras iniciativas del actual mandato de Juri, nacionalizada luego por Bullrich y Cantard.
Los gremios plantean dudas y oposiciones a la voluntad de generar carreras de una menor duración, así como a la supresión de cargos docentes a través de la unificación de materias. Incluso, Conadu Histórica pide explícitamente la derogación del SNRA.
En Córdoba, Adiuc ha seguido la línea de Conadu, realizando un pedido de informes al Rectorado al respecto de la puesta en marcha de los créditos académicos en la UNC.