Cambiemos no debate y pasa factura al peronismo

Baldassi no enfrentará a Llaryora. UCR/PRO recuerdan que el PJ nunca quiso exponer a sus candidatos en las elecciones en que iba ganando.

Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

debate-cambiemos-pjHéctor Baldassi esquivará el debate con Martín Llaryora. Esa ya es una decisión tomada en Cambiemos. No habrá una confrontación directa y televisiva ni para las PASO del 13 de agosto ni para las generales del 22 de octubre. Los aliados tienen un fuerte argumento para negar a su candidato.
Los debates en las campañas electorales son un duelo que va convirtiéndose en una tradición. El que va perdiendo lo reclama y el que va ganando se excusa. Pocas veces pudo demostrarse que provoquen una repercusión contundente en la opinión pública, e incluso no siempre despiertan el interés de la gente. En este caso, ¿habrá muchos cordobeses deseando escuchar a Baldassi y a Llaryora? Las elecciones nacionales de medio término no suelen ser muy atractivas.
Llaryora ya manifestó su voluntad de enfrentarse a Baldassi con las cámaras de televisión encendidas. Confiará, seguramente, que su mayor experiencia política le permitirá exponer las debilidades del macrista.
En el mismo sentido, los aliados macristas/radicales están convencidos de que no les conviene mostrar a Baldassi más allá de los anecdóticos timbreos.
Sin embargo, en Cambiemos tienen sólidos argumentos para negarles a los peronistas la presencia del ex árbitro.
En 2013, el bloque de legisladores de la Unión Cívica Radical redactó un proyecto de ley para establecer la obligatoriedad de los debates electorales en todos los niveles. El bloque oficialista Unión por Córdoba no quiso aprobarlo.
En 2016, cuando el peronismo impulsó una nueva reforma política, los aliados de la UCR y del PRO pretendieron incorporar el debate en el temario oficialista, pero otra vez recibieron el rechazo por respuesta.
Además, recuerdan en Cambiemos que el peronista Juan Schiaretti rehusó debatir en la TV con el radical Oscar Aguad y con el kirchnerista Eduardo Accastello.
“Unión por Córdoba nunca quiso debatir; ¿por qué ahora sí?”, se preguntó el legislador radical Orlando Arduh.
Pese a todo, Baldassi irá a las exposiciones que suelen organizar la Universidad Nacional de Córdoba y el Consejo Profesional de Ciencias Económicas. Claro que en ambos casos los candidatos no se preguntan entre ellos, por lo que el riesgo es menor; se trata de estudiar con prolijidad un libreto confeccionado por los publicistas.
En Cambiemos celebran la simpatía que despierta Baldassi en sus recorridas, por lo que se afirman en las características personales del candidato para sostener la ventaja que tendría la alianza del oficialismo nacional en las encuestas.
Tampoco tendrá suerte Dante Rossi si pretende un debate con Baldassi para las PASO, aunque aquí perderá espesura el argumento de que se niega el duelo por los antecedentes políticos del contrincante, como sucede con el peronismo.
Rossi (“Para una Democracia Social”) desafía a Baldassi (Cambiando Juntos”) sin encontrar respuesta del otro lado. Ayer, dijo que “el 13 de agosto le vamos a ganar a los herederos de Germán Kammerath”, en referencia al papel que desempeña el ucedeísta en el armado político del PRO.