Desobediencia lilista: candidato va a debate

Pese a que Baldassi esquiva a Llaryora, un radical discute con el vecinalista.

Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

Aurelio García Elorrio y Gregorio Hernández Maqueda

El peronista Martín Llaryora ya le reclamó al macrista Héctor Baldassi un debate televisivo. Típico de todas las campañas publicitarias: el que corre unos puntos atrás pide el mano a mano para achicar la distancia o dar vuelta la tendencia. Baldassi, claro, elude el convite. Esa es la estrategia de Cambiemos, a la que le salió una complicación.
En el octavo lugar de la lista de candidatos a diputados nacionales de Cambiemos está Gregorio Hernández Maqueda, colocado allí por Elisa Carrió, la aliada de Mauricio Macri. Carrió suele desarrollar sus propios planes, aunque a veces entren en colisión con los de la alianza. En Córdoba, el representante de la chaqueña también se muestra autónomo.
Mientras Baldassi se esconde del desafío que le hizo Llaryora, el lilista plantea una contradicción: debatirá con el vecinalista Aurelio García Elorrio.
El debate será en Espacio Quality esta tarde, a las 18. Naturalmente, las repercusiones del cruce no estremecerán las encuestas, pero sí colocan a los aliancistas de Cambiemos en una situación odiosa: tendrán que explicar por qué algunos debates son admisibles y otros no.
¿Los candidatos de Cambiemos debaten cuando no hay riesgos electorales, y eluden la discusión cuando el rival es de fuste? El peronismo podrá atacar en ese flanco débil que ofrecerá la alianza desde hoy.
Por aún, el tema del debate abarca tanto la agenda nacional como la provincial, a pesar de que Cambiemos busca que se hable del apoyo que necesita Mauricio Macri, y nada más. El tema del debate entre Hernández Maqueda y García Elorrio es “Política y corrupción en Córdoba y Argentina”.

Alta intensidad
El lilismo hace oídos sordos a la “baja intensidad” que se pretende para la campaña, que queda representada en el hecho de que Baldassi sea el cabeza de lista; el candidato sonríe, hace chistes sobre fútbol, pero no exhibe profundidad política en sus pocas declaraciones públicas.
El debate es un clásico de las campañas; unos lo piden y otros lo niegan. Entre los primeros está también Néstor Moccia, de la alianza Somos, quien reclamó una exposición televisiva protagonizada por todos los candidatos.
Mientras tanto, el candidato de la lista “Para la Democracia Social”, Dante Rossi, rival de Baldassi, de “Cambiando Juntos”, dijo ayer en una recorrida por ciudades del departamento San Justo, que “el 13 de agosto gana la UCR”.
“Lo que se elige no es un representante del Presidente de la Nación, sino diputados nacionales que representan a Córdoba en el Congreso de la Nación, y que puedan aportar ideas y proyectos para que la gente viva mejor”, sostuvo.