Accastello en un viaje romántico

La tarde estaba linda y el hombre decidió hacer una pausa en su trabajo para salir a fumar. Caminando por la peatonal cordobesa, se encontró con el periodista. La conversación fue corta pero interesante, el dirigente peronista siempre tiene cosas para contar y su interlocutor siempre está listo para escuchar.

Periodista: ¿Cómo le va? Hacía mucho que no lo veía, supongo que la campaña lo tiene muy ocupado.

Dirigente Peronista: Supone bien. Estamos a full trabajando por la lista de Unión Por Córdoba acompañando a nuestros candidatos. Estamos confiados.

P.: Cuénteme algo interesante.

D.P.: Le voy a contar dos cosas: la primera, seguro que ya la sabe y la segunda capaz lo sorprendo.

P.: A ver…

D.P.: Usted sabrá que cuando el ex intendente de Villa María Eduardo Accastello declinó su candidatura, en el peronismo respiramos aliviados. En las últimas encuestas que lo medían, el hombre le llevaba varios puntos a nuestro candidato en Villa María y en el departamento San Martín. Sin el kirchnerista jugando, la cosa cambia ahora.

P.: Esa sería la primera y si, ya lo sabía. ¿La segunda?

D.P.: Lo segundo es que días después de que se bajara de la contienda electoral, el villamariense siguió la onda de muchos y se tomó unas vacaciones para recargar pilas. Se fue Ramón Mestre, se fue Gabriel Frizza de Jesús María, se tomó vacaciones Martín Gill en Villa María y también se fue Accastello.

P.: ¿Se sabe a dónde?

D.P.: Los compañeros de allá dicen que el ex candidato a gobernador bajó la persiana en la oficina de gerente de programación de radio Villa María donde trabaja y se fue a Europa por varias semanas. Fue un viaje romántico que hizo con su novia, la concejala Verónica Navarro. Ella subió a sus redes un par de fotos en donde se los ve muy enamorados. En Villa María dicen que fue sólo una pausa en su tarea política porque descuentan que el hombre será candidato a intendente nuevamente.